1.11.09

5 de la mañana, aun es de noche...

Ayer por la tarde víspera de Halloween, comenzaron a aparecer por toda la ciudad. La invasión de los hombres vacíos era un hecho. Los hombres grandes ya lo habían intentado en una ocasión pero el Principito nos salvó. Aunque el mundo se olvidó pronto de ello. Luego los hombres grises lo intentaron de nuevo, pero Momo lo impidió. Aunque nuevamente el mundo no supo apreciarlo y siguió corriendo. Esta tercera oledada viene una vez mas a por el tiempo y esta vez traen consigo una aliada.


Creyéndola dormida quiso coger el único recipiente de tiempo que aun quedaba, cuando sintió el roce de algo sobre su mano.
.
Continuará... si queda tiempo...

16 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Que bueno, Carlos...las imágenes crean con el texto una historia que desborda claramente al día de Halloween...

Que continue, por favor

Saludos

Esther dijo...

¡Qué miedo!

Hombres vacíos, grandes... No sé por qué me recordaste a una época extraña de magia, bueno es que Halloween es como que me transporte un poco a algo mágico cada vez que salgo a la calle, aunque sea un poco por unos instantes y me gusta esa época fugaz.

Saluditos.

carpediemdeando dijo...

Hola, Carlos!

Estoy deseando ver la continuación, pero, sobre todo, que tengas tiempo para hacer todo lo que te apetezca hacer.

El texto es increíble, una vez más.

Un beso y un abrazo muy fuerte!!

Ana dijo...

Pues espero que quede tiempo...La historia promete...Me ha encantado.

Muchos besitos.

Susana dijo...

Sin duda, uno de los textos que te he leído que más me ha gustado. ¿Será porque has nombrado dos de mis libros favoritos, Momo y El Principito?
Un abrazo, Carlos.

Angelical dijo...

Genial, Momo y el principito unidos por la noche de las calabazas errantes y al fondo del pasillo ese tic tac que corre peligro de ahogarse entre las prisas humanas.
Tu texto ha sido lo mejor de mi Halloween de este año ; )
Besos angelicales.

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

Tiempo sin visitarte amigo...
Yo siento ser menos ilustrado con mis palabras y la tematica y te dejo un mensaje sencillo... "Que poco original importar ideas (festejos en este caso)" dentro de poco se juntaran el hambre con las ganas de comer.... en fin... saludos compi.
Andres.

Astaroth dijo...

Feliz Samhain Carlos!!

Camaleona dijo...

Si hoy no he desaparecido es porque llegaron a tiempo y volvieron a salvarnos... ¿quién fue esta vez?

Como siempre, aquí dejas un corazón sonriente.

Sara dijo...

Me siento un poco responsable de esto... jeje... ;)

Reithor dijo...

Larga memoria a Michael Ende, qué genio.

Esperemos que el próximo Haloween nos salves con historias como esta de quien esté por venir :)

Proyecto de Escritora dijo...

Confiamos en que siempre haya alguien que nos salve de los hombres vacíos...pero es que no nos damos cuenta que la solución está en nosotros mismos??
Me gusta tu homenaje a los heroes que compartimos, jeje.
Besos!!

Maat dijo...

Jo, la verdad es que da miedo pensar que esos hombres quieren otra vez nuestro tiempo... Ahora no hay Principito ni Momo, pero seguro que alguien acabará con ellos por el bien de todos :)

Que continúe, que continúe...!

Un besote

Sureña dijo...

Espero que haya quedado tiempo... me muero por conocer al salvador... ;)

Besos

Yandros dijo...

Carlos, ha sido genial encontrar este blog.
Un abrazo

Virginia Vadillo dijo...

Ay, el tiempo, siempre el maldito tiempo!!