11.6.09

1+1=3

1+1 = 3 Sobre la mesa de la cocina la anciana iba suavizando el contorno de aquellos trazos de azafrán. El niño se aprestaba a corregir tamaño error de cálculo.
- Ainnss voy a tener que llevarte de nuevo al colegio - Dijo mientras acercaba su mano hacia la especia.
- ¿Qué ves ahí? - Le respondió ella.
- Una suma mal hecha, está claro -
- Eso es porque solo ves números - La anciana cogió una vara de canela y apuntando hacia la suma le pidió que la leyera.
- Es que son números - Refunfuñó el pequeño
- Lee por favor -
- Uno mas uno...-
- Alto - Lo interrumpió de golpe, y de paso asustándolo un poco dado el respingo que dio sobre la silla - Son tres palabras ¿Verdad?
El niño quedó un instante en silencio, observando el azafrán - Sí, son tres! - Afirmó sorprendido -
- Es la magia de las palabras - Le añadió ella sonriendo - Son como las especias, pequeños tesoros que pueden dar un sabor especial a cada momento.
- Pues yo voy a decirte otras tres, te quiero abuela.


a ti

19 comentarios:

ÓNIX dijo...

Que linda forma de dejar claro un sentimiento... Es encantadora tu letra y la emoción que logras aflorar en quienes tenemos el privilegio de leerte...

Muy lindo, saludos...

Susana dijo...

Jolin....

Lo has conseguido, una vez más. Has conseguido sorprenderme y llegar a emocionarme. La abuela con el nieto que trata de corregirle pensando que está equivocada....

Efectivamente, es la magia de las palabras.

Un abrazo.

Esther dijo...

¡Es verdad!Yo nunca lo había pensado.

Las palabras tienen un gran poder, sobre todo cuando llevan inscritas verdades porque tb hay palabras vacías que cierta gente dice como si se fumaran un cigarro. Y cuando son reales son mágicas.

Es muy tierno tu cuento.

Saluditos.

Noelplebeyo dijo...

Precioso...

Emotivo

Tuyo.

Saludos

Eria.. dijo...

Esos problemas me daban a mi las matemátcias jajaj. me gustas cuando estas tierno. besitos varios.

loose dijo...

Realmente precioso. Seis segundos y tres palabras...Me encantó.
Un beso.

Proyecto de Escritora dijo...

Me ha gustado mucho este relato, desde luego mucho mejor lidiar con palabras que con números (que te voy a decir yo sí soy de letras), pero en este caso no serían cuatro palabras...bueno yo que sé, como empecemos con el debate...
Estoy de acuerdo, las pequeñas cosas son las que mueven el mundo y pueden hacer que algo grande tenga un punto de vista totalmente distinto.
Te felicito.
Besos!!

Sureña dijo...

Poquitas palabras te hacen falta a ti para expresar, y esta vez lo has demostrado demasiado bien ;)

Y la canela, que no falte...

Besos

Sara dijo...

¡Me ha encantado! ;)

Pd. No se trata tanto de escribir mucho, como de escribir bien... deja de buscar la inspiración porque no la has perdido, solo se ha vuelto más selectiva!

Paula dijo...

Llevabas razón en que me iba a gustar. Es una preciosidad Carlos.

Enhorabuena

Io dijo...

Nunca dejará de sorprenderme tu ingenio.

Yo siempre había atribuído esa ecuación al "3" que llega pasados los nueve meses.

Me sigue encantando cómo te funciona la cabeza. Debe de ser lo más parecido al parque temático de la Warner :D

Besos.

Reithor dijo...

:)

Sublime

Angelical dijo...

Genial la vuelta de tuerca. Números versus palabras jajjajaja yo también hubiera apostado por ellas.
Besos.

Anya dijo...

perfecto?!
a ver si te veo x el msn!
bss
y, como siempre, gracias

AdR dijo...

Maravilloso :)
Cómo me gusta contar palabras, y qué bien las cuentas tú.

Y además le añades el olor del recuerdo y de la canela.

Abrazos, amigo.

Virginia Vadillo dijo...

Simplemente genial.
Con diferencia, el mejor con esta frase, me ha encantado. Te recomiendo ya!

dijo...

Me ha encantado este relato. La imagen de abuela y nieto es preciosa. Felicidades.

Nymphaea dijo...

Los números expresan cantidad, las palabras sentimiento =).
¡Precioso!
Un saludo, Ninive, hacía mucho que no venía por aquí.

*Sechat* dijo...

¡Con lo difícil que me pareció el salvar un texto partiendo de esa suma y tú lo has logrado de forma tan hermosa y sencilla! Estoy sin palabras.