21.1.08

Destellos de una farola

Se truncó la noche en áspera y feliz, en oscura y con destellos (yo creo que por las farolas) – pensaba en voz alta el guía de la exposición para a continuación proseguir su diatriba sobre el cuadro – El pintor con ello intenta expresar…

La galería de arte presentaba un aspecto impresionante el día de su inauguración. El público se había acercado en gran número, dado el renombre del artista que exponía, y todo estaba superando las expectativas más optimistas por parte de la organización. Y aquí me hallo narrando en mi mente la crónica del evento. Menudo trabajo me han encargado, y ¿Qué diablos sé yo del arte post modernista? Hice bien en seguir los consejos del anterior reportero, pégate a un guía y toma nota de unos cuantos detalles, luego una visión panorámica y voila!
Pero algo me llamó la atención de aquel cuadro que me hizo abandonar el grupo que seguía su recorrido.
Allí no había farolas! ¿Qué habría querido decir con lo de las farolas? Entretanto percibí que a mi lado, otra persona observaba también el cuadro. Y recuerdo haberla visto antes con el grupo. ¿Le sucedería lo mismo? No iba a tardar en averiguarlo.
.- Hola, estás buscando las farolas?
.- ¿Cómo?
.- Digo las farolas del cuadro. ¿Ve alguna?
.- No, no hay ninguna farola en el cuadro.
.- Ya, eso me parece a mi, es que como el guía dijo algo del destello de las farolas pues…
.- Sí bueno, se refería al que producían a través del ventanal las farolas de la calle.
La tierra se me abrió a mis pies en esos momentos.- Claro las de la calle.
.- Sí, esas farolas de la calle – Dijo indicándome con el brazo en dirección al ventanal
.- Ya, esto, bien, pues resuelta una de las contradicciones del cuadro, la oscuridad y los destellos – Tras esbozarle un sonrisa entendía que la conversación había llegado a su fin y me disponía, escondiendo en lo posible el bochorno a retirarme discretamente cuando quedé paralizado al oír a mis espaldas - ¿Y cual era la otra contradicción?
.- Pues lo de áspera y feliz noche. Lo feliz nunca puede ser áspero – Le afirmé recuperando mi posición anterior junto a ella.
.- Pero puede expresarse una noche áspera y feliz en lo personal al mismo tiempo.
.- Se nota que es la primera vez que comento un cuadro. Mi abanico de opciones es más bien reducido. Creo que es el autor quien mas y mejor puede saber que quiso expresar al pintarlo.
.- ¿Y qué cree Vd. que quiso expresar?
.- Uff cualquier cosa. La interpretación del arte es libre no? Vd. primero.
.- Lo que yo intenté expresar fue…
Al oír aquello mientras miraba el cuadro abrí los ojos como platos y giré lentamente la cabeza hacia ella, que proseguía con su descripción de la obra.
Allí estaba yo con la principal protagonista de la exposición cuando me disponía tan solo a cubrir el expediente. Y es que aquellas farolas me salvaron el día.

.
Más y mejores historias en http://www.elcuentacuentos.com

18 comentarios:

мαяια dijo...

Esta es la visita más rara que hago a este Blog!!! (ya sabes tú porqué...) ;)

Bueno, pues a ver si tras los contratiempos me deja ser la primera en dejarte comentario :P

Que me ha gustado mucho ya lo sabes tú, además... que no es lo mismo leerla siendo una borde gallega que un capullín asturmalagueño! jejeje

Besotes, aplausos y todo eso petardete!!!

Jara dijo...

Pues ya sabes, son distintas las formas de ver, en este caso un cuadro, y aún así y diciendo lo que la artista quiso interpretar con él, aseguro que el narrador al final acabó mezclando su punto de vista con lo que aquellos oidos escucharon.

saludillos

Livtrase dijo...

Me ha sorprendido lo de que fuera la chica la autora del cuadro... se ve que me esperaba algún encuentro "romántico", o es lo que parecía al principio, al menos a mi...
Giro inesperado, con sorpresa al final. Me ha gustado, ¡si señor!
¡¡Sigue asi!!
Besos

R dijo...

Me ha gustado. Tú sabes que la pintura es lo mío y si en algo no estoy de acuerdo con el reportero es que un cuadro es más lo que vean los otros, que lo que quiera contar el autor.
Espero que la aventura y la amistad con la pintora, haga de nuestro amigo todo un experto.
Un abrazo.

Xana dijo...

Mira tú..yo me quedo con las farolas en vez de con el cuadro...

Una vez más un detalle pequeño..algo que parece insignificante es el que rompe la línea "recta" de un texto...el que entrelaza cosas...

Sigue disfrutando el camino sin perderte los detalles que son los que rompen la rutina y los que lo hacen especial.

Besines!

Klover dijo...

Gracias por el paréntesis ^^ (ya sabes, tengo a los exámenes buceando y envenenado de estrés mis venas...-upps que artificialmente poético jajaja-) El caso que he pasado un buen rato leerte, ya sabes que me gusta lo caótico que eres con tus relatos y el detalle del final es muy tuyo ^^

Cuídate vale??

Besos

Klover dijo...

Fe de erratas: "he pasado un buen rato leyéndote" ^^ Las prisas nunca fueron buenas consejeras y tengo tendencia a colar gazapos (si por mi fuera y como te conté una vez...habría conejos por la península...)

(Joder, que comentarios más raros me da por poner ^^)

Milo dijo...

Así da gusto, que se den varias visiones de una misma cosa :p La verdad que no esperaba que la chica fuera la autora del cuadro, más bien que fuera como el otro chico, intentando ver algo para poder comentarlo y que al otro lo dejara rayado pensando que es verdad lo que ella decía, porque es cierto que cuando no se ve algo y alguien insiste o hace que sea "mágico" temrinamos por creernoslo. Un saludo!!

Miriam dijo...

Puf creo que a mi me pasaría exactamente lo mismo! Yo no tengo ni idea de arte tampoco :S Me encantó la historia Carlos ;)

MARISELA dijo...

Que bonito lo cuentas Carlos!!! Tu relato desprende dulzura e inocencia, al menos esa es la sensación que me ha dado a mi.
Me encanta tanto la ternura del periodista como la de la pintora, que en ningún momento se la da de entendida ante el pobre chico en apuros.
Besiños

______________ dijo...

Me ha gustado el estilo que has usado con este cuento. Es cotidiano y muy creible, como si fuera la narración d euna anecdota. Si es que esta visto que no dejaras de sorprender :)


Un abrazo,

Pedro.

Noemí-San dijo...

Hola Carlos

La imaginación es libre, afortunadamente, y más aún con obras de arte,cada uno vemos por ejemplo en un cuadro lo que nuestra imaginación nos muestra en ese momento...
Pobre chico, que mal lo debió pasar, pero ella estuvo muy correcta...las farolas, que buena imagen iluminando la oscuridad de la noche áspera y feliz...

Preciosa forma de ver así una noche...

Sureña dijo...

Si es que a veces la suerte está de nuestro lado...

Fíjate, tanto hablar de contradicciones... lo que al principio parecía un motivo de bochorno, acabó salvándole la noche y el trabajo... :)

Buena manera de enfocar las dichosas farolas... :))

Besos!

veinteañera dijo...

Lo bueno de los cuadros post modernos es que son de libre interpretación.
El autor tendrá una, pero cada una de las personas que llenan la sala tendrán la suya propia.

Tuviste suerte de tener la visión del autor, no te olvides de complementarla con la tuya propia.
Un post curioso

Besitos y saludos veinteañeros^^

Munlight_Doll dijo...

El arte es una forma de comunicación que crea diferentes interpretaciones, y ahí es donde está el juego.

Esta entrada me ha recordado a lo que puedes encontrar en los comentarios de un blog. A muchos les llama la atención un detalle que otros no han percibido. Otros se quedan con lo primero que se ve y otros, como tú, van más allá.

Original cuento, y lleno de tu estilo y de tu visión tan dulce del mundo :) Me ha gustado bastante.

Besos de farola,
Mun

Tormenta dijo...

Lo de siempre, un relato impecable. Tienes una habilidad para los relatos cortos que admiro... bueno, la verdad es que envidio un poquillo también ^^
Me encantas.

Un besillo, buen finde

synn dijo...

Muy bien llevado el relato. Me faltó un poco de hilo musical... pero ¿Qué música pueden poner en un museo? unos pasos con eco, la voz del guía...

Un abrazo!

Ispilatze dijo...

¡¡uno ve la luz cuando menos se lo espera!! (o le ilumina, o se hace, o "clic-on").
Qué wapa experiencia: de "cubrir el expediente" a disertar en primera persona con la protagonista de la exposición.¡Y tal vez más! (porque promete... promete...)Está visto: el que no aprende es porque no abre los ojos (a la luz!) jeje. Muy bonito. Seguiré volviendo! :)