2.8.14

La última mesa

Sobre ella aún permanecían los restos de la última cena, restos de tintas de las firmas que dividían al mundo, y restos de la radiación infiltrándose por entre sus entrañas.
Cuando el simio le arrancó con fuerza una de sus patas y la lanzó hacia arriba. Un nuevo mundo había comenzado.... ya sin ellas.

5 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

De fílmica actualidad, y recordando el clásico, desde luego que el mundo avanza a una mesa si sentido

Metalsaurio dijo...

¡Cuántas cosas terribles se habrán firmado y se firmarán sobre mesas!

Y cuántas cosas bellas se habrán escrito y se escribirán también sobre ellas.

Hace unos minutos he salido del cine, de ver El Amanecer del Planeta de los Simios...¡y me encuentro con que también tú profetizas su advenimiento! Qué cosas, jaja!

Un saludo.

Diang Lugo dijo...

Hay mesas cargadas de libros, platos, trastos, recuerdos...

Mejor si le arrancamos las patas de una vez, y que el mundo avance sin ellas. Con nuevos libros, nuevos platos, nuevos tratos, nuevos y mejores momentos y recuerdos... Nuevas mesas.

Gliphe dijo...

Y espero que no la última historia. Ahora hay unos aparatos portátiles que sirven para escribir sin necesidad de apoyarse en mesas, jeje. Computadoras creo que se llaman. =)

Esther dijo...

Impactante, brillante y original.

Y de nuevo, un nuevo amanecer.