24.4.14

La sombra de un libro

 Vivía en un castillo de naipes, entre cortinas de humo. Estos, hechos de arena, se deshicieron nada mas rozarlos y el horizonte se llenó de espejismos. Pareciera como si un encantamiento fuera destruyendo el encanto de su mundo, y que a su vez ello le permitiese conocer el mundo que llaman real.
Dudó un instante, mas cuando quiso salir el libro se cerró de golpe quedando atrapado en su interior. Pero esta vez su sombra consiguió escapar...

5 comentarios:

Ale dijo...

..y voló lejos porque tenía que ir a llamar a una ventana..

Noelplebeyo dijo...

La siguiente sería atrapada con la siguiente lectura

Carito Cuenta Cosas dijo...

Maravillos que mantengas tu nombre de perfil, desde los tiempos de Cuentacuentos, mil años más tarde, por fin te consigo, y aunque desde este blog no haga referencia a las letras (o no desde el punto de vista literario) en Poesía Incierta se mantienen intactos aquellas historias que se iniciaron a partir de una frase incluso cuando aún no nos habíamos mudado al mundo blogger y nuestros escritos circulaban por los spacelive (tiempos aquellos)
Un beso muy grande
desde las alturas

Esther dijo...

Las inseparables sombras, fieles compañeras y ninguno solemos reparar en ellas.

Me ha encantado, a pesar de que algunos de tus escritos me parezcan enigmáticos. Pero me parece mágica esta atmósfera literaria. Se siente en la piel, como un agradable chal de seda.

Un beso :) y ojalá vuelva a saber pronto de ti, pero para bien :)

Favole Molpe la Musa dijo...

Creo que yo tengo ese libro! Cuando lo abro escucho historias,veo tejados,magia...y me como las estrellas una a una :) menos a Venus claro,a esa ni tocarla :) Eres maravilloso,como todo lo que creas Carlos...me voy poniendo al día poquito a poco :) Un beso aristogatísimo!