25.2.13

Perfección

- Al fin pude encajar las piezas - Suspira al observar como el iPad penetra hasta escucharse el click y encaja perfectamente en el móvil, que a su vez se ensambla al ebook, sonando la señal de que la operación fue un éxito. El smartphone es el siguiente en unirse, y tras el, el portátil espera su turno. Sobre la mesa la pantalla del reloj aguarda con su tiempo impaciente por formar parte de ello, y esperando en el suelo la LCD contiene su plasma hasta ser encajada en la multipantalla integral.
Ya solo le falta saber donde va el ser humano, todo está tan perfectamente encajado que igual hasta sobra.

16 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Apostemos por su definitiva terminator

Juan Luis Galán Olmedo dijo...

Brillante. Quizás nos olvidamos de lo más importante. Nosotros.

La tecnología tiene estos peligros.

Un abrazo. Nos leemos cuentacuentos.

Larisavel dijo...

pues va a ser que sobra sí.
Besineees

María Sur dijo...

Da un poco de miedo tu historia ¿y si al final es cierto? ¿Y si la tecnología inteligente es capaz de reducirnos a la nada? Por un momento hubiera deseado que todo ese montaje fuera a parar a la candela. ¡Hala! No hay nada como recuperar las viejas costumbres...
Un abrazo.

Metalsaurio dijo...

Cuánta razón tienes, Carlos, cuánta razón...

Échale un vistazo a estos vídeos y tiembla:

http://vimeo.com/46304267

https://www.youtube.com/watch?v=ErpNpR3XYUw

Esther dijo...

¡Ay! Las tecnologías... nos vuelven tontos ¡Je,je! Incluso puede que... suplan funciones nuestras; ya lo han hecho en varios sitios; así de tontos somos a veces. Vivimos en un mundo terriblemente consumista y la tecnología... ¡Es difícil parar su velocidad! :)

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y vine a ver cómo iba todo por aquí ¡Je,je! Por un momento... resucité :)

Un saludito. Bona nit :)

Oski dijo...

Umm, interesante reflexión. Creo que hay personas que viven ya más para esos aparatos(y en esos aparatos) que para cualquier otra cosa.

Nos están volviendo locos con tantas necesidades que antes no teníamos.

Abrazos

Aire dijo...

Hola, ola de mar..
La verdad , es que resulta increíble la cantidad de objetos tecnológicos a los que podemos estar más o menos atados. Por fortuna, el ser humano siempre cabe , nos las arreglamos siempre!
Un beso
del
Aire

wannea dijo...

juas, que grande, como siempre, y es cierto que en cierta manera el mundo de la era tecnológica esté sustituyendo al calor humano, volverá, tarde o temprano todo vuelve

muak!

María Sur dijo...

Hola Carlos. Ya empezaron las IX microjustas literarias ¿ Te vas a dejar caer? O acaso estas ya participando con nueva máscara...?

mariachis a domicilio dijo...

la perfeccion es algo a que todos queremos llegar.

posicionamiento web dijo...

Es imposible llegar a la perfeccion al 100%.

recuperacion de datos dijo...

bastante interesante tu post, me gusto mucho. Saludos

María Sur dijo...

Carlos! Tienes que responder al desafío hoy!

LENDA LERENDA dijo...

Antes de ponerse a escribir hay que pensar un poquito y cuidado con las faltas de ortografía. Que horror.

Ninive dijo...

Ya ves, y yo escribo sin pensar, tal como me vienen a la mente en ese instante, ni antes ni después.
Aunque tu aviso llega tarde, ya que dejé de escribir, pero se agradece, y sin ironía alguna todo este comentario.
Siempre me horrorizó una falta de ortografía, aunque reconocía mis carencias en cuanto a tildes y puntuación siempre trataba de no cometerlas en las palabras. Pero todas las faltas son faltas, es cierto.

Y te lo agradezco porque si mencionas aquellas que te causaron tal horror aprendería para evitar cometerlas de nuevo.