17.12.12

La descarga

Nunca había deseado tanto estar de vuelta, regresar al mismo lugar y volver a sentir la eternidad alrededor. La mesa quieta, como las demás cosas quietas, me miran ciegamente como la primera vez. Regresé atraído por la belleza inexplicable de lo vacío, por los infinitos ritmos del silencio, pero sobre todo poniendo fin a una búsqueda que comenzó años atrás, en el instante en que me creí libre. Fue entonces cuando descubrí que la libertad no era un sueño, sino una aplicación. Pregunté y pregunté y siempre me remitían a la misma acción: descargar. Y eso hice con la última persona que dio esa respuesta, descargué todo el cargador sobre ella. Lamento el tiempo que tardé en comprenderlo, porque hubiera regresado mucho antes aquí, a mi celda, donde la libertad si es un sueño.

18 comentarios:

Sara dijo...

Regresas pisando fuerte, ¿eh? Genial el uso que haces con la palabra del título para llegar a ese crudo desenlace.

¡Feliz regreso!

Manuel dijo...

Hola Carlos!
¿Me equivoco o hay aquí alguna que otra referencia al libro "La vida es sueño"...?
Me ha encantado esa expresión "el instante en que me creí libre". Encierra tanto, hay tantas palabras que podrían salir de ahí.
Y me ha llamado mucho la atención ese toque de humor negro (digo humor porque a mi me ha sacado media sonrisa) en la expresión "descargué todo el cargador sobre ella"... exquisito a mi juicio.
Un saludo.

La Petite Poupée dijo...

¡Otro cuentista! (En el buen sentido, que todos deseábamos la vuelta del Cuentacuentos). Me gustó mucho el texto :)

¡Nos leemos!

Anónimo dijo...

Estaba dándole los últimos toques a la que será mi última entrada de este año y mis pies (bueno, mis manos) me han traído hasta aquí para leer este bello relato. Solo espero que ese cargador no estuviera lleno de balas sino de amor y besos.

Te deseo toda la felicidad del mundo y un próspero y mágico 2013.

Plebeyo Sir dijo...

descarga y no incluye spam


feliz regreso

wannea dijo...

Como echaba de menos pasarme por aqui, genial por corto, por intenso, por descriptivo, por bello, por simple, por todo!!!

Nos leemos pequeño! bessos!

Jara dijo...

La libertad es tan valiosa que incluso a veces degustarla es dolorosa.

Gran corto Carlos. Que no se diga que no seguimos vivos.

un saludo

Topsy Kretts dijo...

Me gusta :)

Sara dijo...

¡¡Maravilloso, Carlos!! ¡Qué dominio de la palabra, de la metáfora, de la retórica! Un análisis de la sociedad actual de una manera poética, una delicia, un final perfecto.
¡Enhorabuena!

Juan Luis Galán Olmedo dijo...

Carlos, como siempre más en menos.

Me encanta el uso que le das a la palabra descargar. 'Demasiados' matices para una sola palabra.

Genial.

Nos leemos cuentacuentos.

Un abrazo.

Larisavel dijo...

¡Que relato! Me han encantado los similes y ese inesperado final. Corta pero muy muy eficaz! Un besin

Jan (Niobiña) dijo...

Como siempre que vengo por aquí me llevo un gran relato. Utilizando las últimas palabras de tu relato, te dejo algo en lo que pensar: La libertad es un sueño y hay que luchar por los sueños o siempre viviremos dormidos.

Un portazo. Nos leemos!

Anónimo dijo...

La libertad no es un sueño, es un derecho. Te puedes sentir libre aun estando prisionero. Eso se consigue con la magia de un libro.
Me ha gustado tu micro.
Enhorabuena, Carlos.

cirugía plástica de... dijo...

Bueno, no tiene mucho sentido pero no está mal. Con reminiscencias de "La vida es sueño". Hay que cuidar la ortografía, eso lo primero.

Pistachita dijo...

Que bien volver a leerte Carlos! Un relato corto y directo! A mi me ha gustado! Aprovecho para desearte felices fiestas!

Paula dijo...

Genial el uso de los significados de la palabra "descarga". Siempre que paso por aquí sé que me vas a sorprender con algo original.
La libertad no tendría que ser un sueño.
Me encanta que escribas :)

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

" a mi celda, donde la libertad si es un sueño."

Cuantas connotaciones tiene esa frase del final. Mil formas de olerla y de sentirla. Felicidades. Aprovecho, Feliz Navidad.

Mundoyás.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSeshatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

Carlos o ¿Plugi? ;) Te lo dije hace meses, cuando aún me pasaba por los blogs y os leía (echaba de menos hacerlo), cada vez tus relatos van a más en menos palabras. ¡Me encanta!

¡FELICES FIESTAS!