18.8.12

Fotografié una palabra

que encontré en la calle, quieta sobre una hoja de papel.

6 comentarios:

Camaleona dijo...

Cómo es que eres tan tierno y dulce????

Paula dijo...

Siempre me haces sonreír :)
Estas cosas sólo las haces tú.

Gliphe dijo...

Pese a que la hoja de papel yacía quieta esperando que alguien la recogiera o que el viento la lanzara por los aires, nunca perdió la esperanza de que su futuro cambiara. Y al fin, lo consiguió.
Me alegra que vuelvas a escribir. =)

Metalsaurio dijo...

¿Quieta? Algo me dice que possibilité está más bien inquieta ;)

Un abrazo, genius!

Anónimo dijo...

Quieta también estaba la mesa como esa especial palabra. Una mesa perfecta para albergar la "posibilité" de sostener dos tazas de café.
De nuevo, enhorabuena por tus micro relatos, Carlos. Expresan la ternura y la sensibilidad del que los escribe.

Esther dijo...

Misteriosas palabras...¿escribir? :) Bueno, dejaré que sigan siendo misteriosas para mí; no les quitaré el encanto que despiertan en mí, por esta vez :)