4.3.12

Historias de una mesa

 Llueve sobre las cosas quietas, la lentitud del vaho se desliza hacia el cristal, inerte, la taza va llenándose de un día frío, y la cuchara es ya un tiovivo apagado.

8 comentarios:

Nahuel dijo...

Muy bello, encantador, te hace sentir la lluvia y melancolía.

Saludos, Nahuel.

Anónimo dijo...

por suerte hoy, nada de frío ni de paraguas rojos, ni azules!
Sol, calor, y de fondo el mar!

Noelplebeyo dijo...

y llegará el día de sol...que la cuchara refleje

Nuncajamás dijo...

¿Ves como sí? Y luego te niegas en banda a escribir poesía, ¿y qué es esto entonces?

Preciosa descripción. Besotes.

Paula dijo...

Eres el mejor "descriptor" del mundo :) Capturas momentos como nadie y de ellos sacas palabras preciosas.
La foto genial, como siempre.
:)

Verónica dijo...

Me he impregnado de nostalgia ... Hacía mucho tiempo que unas líneas escritas no me rozaban tanto.

Un beso

Teresa dijo...

La foto es tuya¿? Es muy bonita, lo mismo que las palabras que la acompañan..

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”. dijo...

Bonito