12.10.11

Colores de un día

El cielo luce azul, su mirada permanece otoñal, buscando un atisbo de sueño que le haga soñar. Es un azul hermoso, piensa, a sabiendas de que el pensamiento carece de sonido. Un inoportuno trazo metálico de una antena penetra por un techo de uralita. Junto a el, el añil de las flores de un cardo reseco parece asomarse al negro caudal de la cañada desde su grafiteado arriate. No sabe que color ponerle al ladrido de un perro que rompe la tarde. El verde tiene dueña, pertenece a las mandarinas que miran con emoción el naranja de la puesta de sol. Sus rayos recorre la piel de su rostro como si de un alfabeto braille se tratase, ojalá supiera descifrar el presente.

El futuro ya lo había encontrado cuando llegó a las costas españolas. Es verdad que había soñado con algo distinto, pero siempre sería mucho mejor que el pasado que dejó atrás.

10 comentarios:

Carla dijo...

qué triste. Y qué triste la decepción, cuando encima va acompañada de esa consciencia de que, a pesar de todo, es mucho mejor que lo que dejó atrás...
Un abrazo!

Noelplebeyo dijo...

este finde las pateras arribaron en las costas murcianas...algunos pudieron ver las tonalidades de este verano de octubre...pero otros llegaron envueltos ya en sueños eternos

triste

Sara dijo...

La tristeza que dejan los sueños frustrados, la esperanza que alberga el que lo peor se ha dejado atrás.

Vuelves con tus historias que tanto se echan de menos.

Un abrazo.

Sara dijo...

qué frase más bonita para pintar en una pared...

y qué realidad más triste la que hay tras el estrecho... o triste, quizás, que incluso decepcionando sea mejor que su pasado.

Nuncajamás dijo...

Tristeza y esperanza confrontadas en unas maravillosas y poéticas líneas. Me encantan especialmente tus últimos relatos.

¡Enhorabuena!

Besotes.

Esther dijo...

Sí, pese a que aquí estén las cosas fatal, por lo menos algo mejor estarán que en otros países.

Me recordaste la peculiaridad de una conocida mía. Tiene sinestesia :)

Un saludito.

Verónica dijo...

Triste relato el que nos dejas.

Últimamente, cuando tengo un momento triste, me centro en Elniño y ... lo siento, reconozco que todo se me pasa.

Ahora está con los colores, amarillo, rojo, verde ... y, azul, el que mas le gusta, para él, todo es azul. Tu relato me ha llevado a él y ... aqui estoy, dejándote pedacitos suyos.

Un beso

Towanda dijo...

Por eso cuando, tan alegremente, se hacen comentarios en contra de todas esas personas que se echan al mar en busca de una vida mejor; me hierven las entrañas...
No debe ser nada fácil.
Un abrazo enorme porque me has llegado muy "jondo".

Paula dijo...

Una descripción perfecta, como siempre. Nos inundas de colores y nos haces acompañarle.
Este futuro está lleno de colores, y seguro que será mejor que un futuro en blanco y negro.

favole dijo...

Precioso...y basta :) Cómo me gusta este atardecer color Naranja.
Un beso enorme!!!