23.6.11

Alfa y Omega

Recuerdo no hace mucho a una banca suplicando ayuda preventiva para hacer frente, no a una crisis, sino al miedo a perder su privilegiada situación. Y la ayuda se concedió, no sin agradecerle su detalle de pedirla por el bien de la humanidad. ¿Condiciones? Pueden resumirse en una sola: Devolvedla cuando podáis o si no podeís nada.
Algo que los mercados, primos hermanos de la banca, agradecieron, no sin antes advertirnos de que tal agradecimiento no es gratuito, sino para quedar bien, ya que procurar que estén bien es nuestra obligación.
En una película está claro que tal familia serían los malos y su final generaría la satisfacción del público. Pero en la realidad no sucede así, y como veremos a continuación los malos somos nosotros. Y es que de alguna forma todos somos griegos, o al menos de allí procede nuestra civilización occidental. Y como una especie de Alfa y Omega parece que allí quieren cavar su final.
Los bancos pidieron ayuda preventiva para no perder poder (curiosamente han elegido de presidente del Banco Central Europeo a uno de los que generaron la crisis que aun padecemos) y ¿que hicieron con esa ayuda? ¿ha repercutido en para quienes son su principal atención (es decir nosotros)? o ¿han visto incrementado sus salarios y beneficios tanto de sus ejecutivos como de quienes se la concedieron? Lo que en alta gestión económica se denomina PQSMC (la pescadilla que se muerde la cola)
Pero ¿que sucede a los paises que, no que han suplicado sino que le han impuesto, esa ayuda? Pues que he perdido el número de reuniones que se han celebrado, con la banca bastó una sola, que las condiciones no pueden ser mas duras (bajada de sueldos, subida de impuestos, despidos, recortes, etc) pero eso sí, en plan salvador del país malo, cuyos habitantes son culpables del malestar que están generando en el mundo financiero.
Mientras tanto, en el mundo que no es occidente la gente sigue tomando conciencia de que quieren vivir, y tomando conciencia de que en occidente hay personas que piensan en ellos, pero que paradójicamente son menos libres que los que no tienen nada, pero que aun así se juegan la vida por apoyarles, mientras los gobiernos.... No, no caeré en el error de etiquetar y meter a todos en cada saco porque hay buena gente tanto en la política como en las finanzas que salvan realmente vidas.
Pero el hecho es que este sistema falla, que al igual que cayó el bloque comunista, este va por el mismo camino, y lo que hacen no es sino ponerle parches para que los que tienen el poder no lo pierdan y los que estamos abajo estemos mas abajo aun.
Y los que están arriba están en su salsa, y les da igual ocho que ochenta, dos fotos sonriendo, dos reuniones y a otra cosa. Pero la pregunta tenemos que hacernosla los que estamos abajo ¿Qué estamos dispuestos a sacrificar por los que están mas abajo? Yo no quiero perder mi trabajo, teniendo que pagar casa, luz, coche, etc sería presa de los de arriba rápidamente y ahí estaría solo frente a un embargo o desahucio o a la calle. ¿Cual es la fuerza de los de arriba? Que estamos solos.

Por eso tienen miedo al 15M, por eso miran con recelo a cualquier masa harta y enojada, pero sobre todo unida, donde no haya ni dni, ni pin, ni cc, sino personas que como los del mundo que no es occidente quieren vivir.

7 comentarios:

Sara dijo...

... ni más ni menos que la cruda realidad.

Un saludo!

Noelplebeyo dijo...

la caida de Grecia es inminente...

Quiza haga falta un cataclismo para una revolucion

ANDREA dijo...

Tus palabras son tan claras como agua de lluvia.

Un Saludo y hasta la próxima.

Esther dijo...

Qué asco de mundo. Qué asco de dinero. Me marcó lo que decía Valentín Fuster. Totalmente de acuerdo.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-huella-de-felix/huella-felix-valentin-fuster/892748/

Lo que falla es que la gente no tiene corazón. El dinero, el vicio y el poder nos han destruido. La gente es egoísta y apañada. Deberían pensar más con el corazón. Si la gente no pensara tanto en sí misma, no sería el mundo tan oscuro en todos los sentidos.

Saluditos, Carlos. Bona nit.

Esther dijo...

Maldito capitalismo. Quién diablos lo inventó y el dinero. ES una forma de egoísmo. Que otros se tengan que privar de ciertas cosas por una m... de chapas, o tener disgustos por ellas...

Esther dijo...

Muchas gracias Carlos por tan preciosas palabras. ¡Enormes!

Bon dia, bon estiu! :)

La Petite Poupée dijo...

Una gran entrada, sí señor :)

Gracias por tu comentario, nos leemos ^^