25.5.10

Uniendo sueños

- Decidí dejarle terminar aquel tema.
- ¿No será que le dejaste terminar todo el repertorio?
- Hubiera podido interrumpirle.
- Sí, ya...
- Es que necesito tiempo.
- ¿Tiempo? A mi si que no me queda tiempo. Nuestra caja de ahorros quebró, olvídate de la universidad, el libro digital me ha enviado al paro y han recortado el subsidio de mísero a miserable, y nos van a echar del piso, y por lo tanto sin balcón. ¿Te suena de algo la palabra crisis? Creo que el volcán ese lo que echa es opio en lugar de cenizas porque parecéis adormilados. ¡Saquemos la gente a la calle, arrasemos con todo! ¡No pasarán!
- Estás subido sobre la lavadora.
- Y ella está de nuevo ahí, y puede que mañana ya no esté.
.
El sonido de un violín se escuchó desde la calle. Salió el balcón y efectivamente, allí estaba ella, frente a su improvisado atril tocando una melodía que iba trazando su figura, con ella el tiempo se reducía al compás de sus notas y sus dedos parecían laberintos de los que la música no quería salir. Había soñado con ese momento tanto que el miedo a no volver a verla pudo más y entró de nuevo en el piso.
.
- ¿Te vas a decidir de una vez o no? Recuerda que el amor es lo único que no está en crisis -
- Vale abuelo, lo haré .
- Las tengo en el cuartillo, ve a por ellas anda.
.
Y cogiendo dos grandes disfraces de búho y de lechuza bajó como pudo por las escaleras y cruzó la calle en dirección a ella.
.
- ¿Te vienes a ver las estrellas?.

;)

17 comentarios:

Paula dijo...

El anuncio! jaja
Siempre me asombra la facilidad que tienes para unir temas que nada tienen que ver. Creo que nunca lo he dicho pero no es la primera vez que lo pienso.

Yo sí que voy ;)

Proyecto de Escritora dijo...

Hay quienes ahora achacan todo a la crisis como excusa. Las cosas son como las vemos cada uno.

Me alegro de que rompiras el muro, (espero que no andes construyendo otro por otro lado)

Lo mejor es que nos vayamos a ver las estrellas, estoy de acuerdo ;) y me encanta ese anuncio. Siempre me fijo en los lemas de algunos y este me gusta: la vida compartida, sabe mejor. (O algo así ;) )

Un besote!

Proyecto de Escritora dijo...

Por cierto, un apunte, detrás de cada frase de diálogo, a menos que se explique algo que tiene que ver con él, no hay que poner guión, solo un punto.

;)

Un besote!

Carlos dijo...

Si te dijera Paula que no tenía ni idea, mientras escribía, que la historia terminase así,el peligro de ver la tele :)
Te agradezco el apunte Helena ;)espero aparezca ya el texto corregido que esto no me va,confieso que debo mejorar mi gramática.
A ver si el volcán nos deja verlas!

Un abrazo a ambas!

Ariel dijo...

Creo que me ha faltado contexto para entenderlo. Pero me gusta aquello de que el amo no esta en crisis y nunca lo estará esperemos...

Metalsaurio dijo...

Tampoco yo he pillado el final...por qué disfrazdos de buhos?

el resto, muy bien, como siempre...buen ritmo, bellas imágenes: muy tuyo :)

Un saludo.

Sara dijo...

Me ha encantado el final tan dispar con respecto al principio de la historia.

El detalle de los disfraces es porque son dos aves nocturnas?? La sigularidad de este detalle, para mi gusto, le ha dado más realismo a la historia de la chica del violín, es como observar de lejos a dos almas gemelas.

Un saludo!!!

Mer dijo...

Primero:hermosa historia.
Segundo:me encanta ese anuncio.Por supuesto que la vida compartida es mejor.

:)

Abrazos.

Atikesia dijo...

esto me suena a la continuación de una historia que ya escribiste...
o no?
jejjee
no sé pero me gusta!

Yandros dijo...

Creo que veo poca tele, no sé de que anuncio hablaís.
El relato, como siempre en este blog, una maravilla. Por lo aparentemente inconexo entre sus partes al leerlo la primera vez. Por el asombro que produce al leerlo la segunda, cuando van encajando las piezas. Por lo bonito que queda el puzzle al final.
Un abrazo

AdR dijo...

Esa invitación final es como para rehusarla, vamos :D Me iría con los ojos cerrados a ver todas las estrellas del mundo, y es que de tu pluma es mucho más fácil verlas todas.

Por cierto, menos mal que los disfraces son de búho y lechuza, que ese anuncio no me gusta nada :D

Abrazos, amigo.

Virginia Vadillo dijo...

Jeje, qué tierno. Pues sí, a veces hay que olvidarse del tiempo y hacer lo que nos pide el cuerpo... si la gente lo hiciera, sería más feliz
Se te echaba de menos por aquí :)
Un beso!

Eria.. dijo...

Detesto ese anuncio, me gusta mas tu historia.

Nuncajamás dijo...

Me encanta saber que tus palabras vuelven a la carga. Es genial tenerte de nuevo activo. No obstante, no me conformo con esto. Sé que lo puedes hacer mucho mejor.

P.D.: Siento ser mala... hay errores de concordancia, pero la historia es muy emotiva y anima a la sonrisa enhorabuena.

Butterfly dijo...

jajajajjaa en el anuncio son dos gallos jajaajajaja.
Una historia genial, Carlos, como siempre.....pero si a mi me viene alguien disfrazado de buho o de gallo ajajajajajaja me da algoooo ajajajaja

ÓNIX dijo...

No tengo ni idea sobre a qué anuncio se refieren, será porque no lo pasan en mi pais, lo único que si tengo claro, es que tus textos no dejan de parecerme magníficos...

Carlos ya lo he dicho antes y no miento, tienes un no se qué al escribir que me encanta...

Besos...

Esther dijo...

Desde luego, has reflejado tan bien la situación que vivimos en España... Situación de perdición... qué se puede hacer.La culpa la tienen esa m... de políticos (sobre todo) y todos. Es todo desastroso... lo mires por donde lo mires, en un campo u otro.

Sobre tu historia, bonita :) Aunque no estoy de acuerdo en eso de que el amor es lo único que no está en crisis. A veces, no sé cómo definirlo; a veces ya no sé lo que debe de ser. Tal y como están las cosas, sólo unos pocos privilegiados pueden disfrutar de ello, de su estabilidad... Lo que la gran mayoría puede conocer es una bonita y alegre estación de primavera, que luego se volverá gris. Es lo que hay hoy en día... Mejor intentar protegerse contra esas primaveras de huracán... Normalmente son primaveras de huracán: vienen en una mañana del mundo y al día siguiente se van. Es mejor pensar que las primaveras no son eternas: olvidar los sinsentidos que hacen otros; seguramente sólo serán un pasaje en el tiempo, un pasaje de verano. Los pocos que viven las primaveras eternas, esos sí que tienen un tesoro... Si supieran cuan afortunados son... Tener una persona que los quiera de verdad y que siempre esté ahí. Quizás estos son afortunados ¿Lo serán? Si es así, encontraron un verdadero tesoro, una vestido verdaderamente exclusivo en este mundo.

Un saludito.