1.12.09

No existe solo tierra o mar, también está el cielo

En su blog Yandros expone un caso que deja al descubierto la fragilidad de un derecho, primordial en nuestra democracia: El principio de inocencia mientras no se demuestre lo contrario.

La Justicia sacará sus conclusiones y emitirá las sentencias oportunas pero el daño ya está hecho.
Sé que en los juzgados han de hacer muchas veces de tripas corazón pero respetan siempre ese principio, y no es que cargue sobre la prensa como único culpable de este caso, yo confieso que ya al conocer el parte médico le consideré culpable, pero sí que existe cada vez mas, como si de un contagio de la llamada prensa rosa o basura se tratase, en los medios ese afán por llegar a la noticia antes incluso que esta tenga lugar.
Y con la llegada a nuestro sistema judicial de la figura del Jurado, formado por cualquiera de nosotros ¿Créeis que la influencia de la prensa determina su veredicto?
.
Debo decir también que esa misma prensa ha destapado a mafiosos, corruptos, alimañas y demás delincuentes que sin la labor del profesional de la información nunca hubieran sido juzgados.
Playa de la Malagueta

10 comentarios:

Yandros dijo...

Todo un honor aparecer por aquí.
También quería darte ánimo con el trigémino, un tío de mi mujer también lo sufre de vez en cuando y creo que es un dolor incomparable.
Un abrazo y gracias por sintetizar mi rabia en este post

Virginia Vadillo dijo...

Efectivamente, el daño está hecho, y creo que toda la culpa la tienen los medios... y te lo dice una periodista, jajaja! Y sí, estoy segura de que lo que se publica puede influir en un jurado popular que, por otra parte, es una figura que no entiendo (porque juzgar es una cosa muy seria como para que la pueda hacer cualquiera que ni conoce las leyes ni nada. Vamos, yo no me veo capacitada para eso, la verdad).
Este caso me ha dado mucho que pensar. Porque ese chico está jodido, pero bien jodido. Mucho más que si de verdad hubiera sido culpable y se hubiera pasado el resto de su vida en la cárcel....

Noelplebeyo dijo...

Hay que respetar la presunción de inocencia, y articular las medidas necesarias para que los peligros sean atajados lo antes posibles...

Saludos

Esther dijo...

Pobre... como sea verdad que él no es culpable... que yo creo que seguramente no lo es... Anda que...

No entiendo por qué pasó eso y por qué se tienen que ir contradiciendo unos a otros.

Un saludito y rebienvenido :)

*Sechat* dijo...

Te quiero invitar a que recojas en mi blog un regalo muy navideño que querría compartir contigo. Un abrazo. Me alegra saber que ya estás recuperándote.

Eria.. dijo...

Me alegra ver que estas mejor, todos nos dejamos influir por los medios de comunicación. También yo.

Mary dijo...

Hola Carlos, me alegro de que estés de vuelta! pero chico, qué temita escabroso que me sacas así de repente... es algo muy complicado, y si ocurriera mañana otra vez, los resultados serían los mismos, porque el periodismo es así y porque errores se cometen siempre, y a veces los prejuicios corren más que la experiencia profesional.

Te debo algo, lo sé.... paciencia.
un besito

AdR dijo...

Lo que demuestra que la prensa se ha convertido en un arma de doble filo.

Terrible todo.

Abrazos

Camaleona dijo...

Yo también pensé que era un animal, y pido disculpas por ello.

Reithor dijo...

de esta me enteré a toro pasado, así que no se cual hubiera sido mi reacción antes de saber que en realidad era inocente el chaval. Tirón de orejas a los mass media.

Un saludo campeón