25.3.09

Nkosi sikele Rosalind

Das tu vida por combatir la malaria, la miseria, el sida, la pobreza. Me cuentas en tu carta tantas cosas y con tanta ternura, sin mencionar en ningún momento la palabra crisis, ni ayuda, ni siquiera tristeza. Y sonríes, y cuentas que han pintado la nave de rojo, y que los Springbooks son los mejores, y sobre todo cuentas que eres felíz porque partes con vacunas para Zimbawe.

¿Que estamos en crisis? ¿Cómo le explico que es una crisis?

Rosalind Billings, no la veo desde hace once años, y hoy recibí carta suya. Enseña a escribir en Gauteng (RSA) por 120$ al mes

21 comentarios:

A. dijo...

Eso deja un resquicio de esperanza a nuestro desmejorado mundo y a nuestra inhumana raza...

:)






xxxooo

Hedda dijo...

Porque en este mundo, como en casi todo, la relatividad es fundamental...

Nos leemos,
Hedda

Tormenta. dijo...

qué mal repartido está el mundo verdad?... una lástima , una trajedia.
un beso guapo.

Σ=o) Pau dijo...

Ella le enseña a escribir a gente que sufre, sin embargo con su manera de ser, es capaz de demostrarnos que se puede exprimir cada gotita de felicidad vivas donde vivas llenando de dicha tu corazón y de esperanza a los tenemos el gusto de conocer sus sueños gracias a tus palabras.

Enhorabuena como dicen ustedes, por este reencuentro mágico ^_^

Un beso ronroneado en mi abrazo

Noelplebeyo dijo...

Una heroína. Respondela pronto.

Besos a los dos

AdR dijo...

No he podido evitar dos cosas:
1) sonreir, porque desprende felicidad.
2) entristecerme, por lo egoístas que somos.

Un abrazo.
P.D.: Si ella es la de la foto... es guapísima.

Camaleona dijo...

Exacto cómo explicar qué es una crisis...

Brian Edward Hyde dijo...

Eso es una heroína. Los Watchmen, una mierda aplastá bajo mi pie descalzo. He dicho. UN abrazo!!

veinteañera dijo...

Y yo se que saber de ella ha sido un gran regalo en vísperas de este gran día para tí Carlos...

Eres gigante, Roselind también. Deberíamos aprender de ella y no ser tan egoístas y materialistas como somos. Quizá el hecho y el privilegio de haber nacido del lado de la fortuna "nos hace un tanto más miserables", pero aún hay gente como Roselind que lucha y que vive para los demás.

Nos quejamos por la crisis y por otras tantas cosas, cuando la crisis de verdad es no tener agua potable a mano, un grano de trigo que llevarse a la boca o simplemente despertar cada mañana en una ciudad que vive en guerra.

Podemos descansar tranquilos, el mundo al menos no es tan malo.

Un gran beso mago, con tirones de orejas esta vez

Brujita dijo...

mucha gente como ella es lo que hace falta...

besines embrujados

Proyecto de Escritora dijo...

Que bonita entrada y bonita labor la que realiza. No todo el mundo es capaz de hacer algo así, pero por lo menos deberíamos quejarnos menos de lo que no tenemos.

Besos!

Brian Edward Hyde dijo...

FELICIDADES, mon ami!!! :D

Sureña dijo...

Somos expertos en quejarnos, Carlos. Expertos en quejarnos y en ser egoístas.

Menos mal que todavía existen personas como ella...

Un abrazo a los dos :)

synnove dijo...

Me bombardean la cabeza con que debo estar agradecida de tener trabajo estando en crisis, pero desde luego, nadie se para a pensar tan lejos antes de decir nada.
Me parece maravilloso la capacidad de esas personas de dar todo lo de si mismas.
Un abrazo.

Aire dijo...

Hola, ola de mar..
Todo es relativo, ¿ verdad? Cualquiera de queja ante esto de nuestros pequeños problemas, comparados con otros.
Pero supongoq eu cada uno vive en un mundo, y en cada uno los valores son distintos, las necesidades también, las perspectivas.
He estado echando una mirada tus últimos post..,e gustan cada día más, aunque no me pase por aquí.
Un beso
Aire

Sara dijo...

Es una pena que estas historias pasen desapercibidas porque son las que hacen del mundo un lugar mejor.

pati dijo...

Personas así son impagables, Carlos.
Y tú eres una maravilla de persona...

Yo sé que no podría contarte tantas cosas con tanta ternura y que mis cartas estarían llenas de una tristeza contenida, pero soy feliz sabiendo que hay naves que se pintan de rojo aunque yo solo las pueda ver desde mi otro lado, el más cómodo; con otras cartas y otras sonrisas en papel.

Te abrazo muy, muy fuerte :)

Esther dijo...

En el mundo hay otros héroes que no son tan famosos como Superman, Batman... pero, son héroes de verdad. Los admiro. No todo el mundo es capaz de lo que ellos son capaces de hacer. A veces, el mundo parece bastante oscuro pero, las personas como ella son rayos de luz y entonces, cuando las ves, se suaviza un poco tu visión del mundo, al menos, aunque sea por un instante.

Saluditos.

мαяια dijo...

Hay lugares en los que el mundo sigue girando gracias a personas así, a personas que con su trabajo desinteresado y detrás de su anonimato (que no detrás de una mesa de despacho firmando cheques) salvan, mejoran y pintan de mil colores las vidas de muchísimas personas...


;)

Io dijo...

Las grandes almas no entienden de penurias de clase media, ni encuentran su recompensa en un sueldo.

Más como ella!

Besos!

Oski dijo...

Aquí tenemos una certeza de que las cosas pueden cambiar, alguien que entrega su día a día de esta forma, que lo da todo por los demás, creo que no tiene nombre, porque no es algo que se vea a menudo...

Ahora entiendo todo aquello que me contabas y tus ganas de "volar".

Soy un mal amigo y una nefasta persona por no haberme pasado antes por aquí.

Te dejo mis disculpas, aunque no sirvan de mucho.

Un abrazo.