18.10.08

Dieron las 12 y...

Los truenos trazaban extraños signos sobre la pared, iluminando el pasadizo hacia el castillo. La torre daba acceso a una escalera que descendía hasta el mar. De las paredes susurraba la piedra fríos versos de miedo sobre cada escalón. Argollas de hierro sostienen la imaginación de cuerpos desaparecidos.
Las olas me despiertan. Me había quedado dormido sobre el escritorio.
El olor a humedad, parecía todo tan real.
Me levanto, necesito un trago. De repente el vaso cae al suelo rompiéndose en mil pedazos. Aquellas telarañas entre mis dedos…

7 comentarios:

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

El azul con el negro a estas horas recien despierto, de corazón lo siento pero no leo nada... jejejeje...

Es lo que tiene currar por la noche...

Abrazo compi.
Andres.

benedetina dijo...

¿Será que tu imaginación o tus manos esconden rescoldos de pasados aún presentes?
Un abrazo, Carlos.

Dibújame una sonrisa... dijo...

"Susurraba la piedra fríos versos de miedo sobre cada escalón..."
Me quedé enganchada aquí...si consigo desengancharme aviso!
Besines!

___________________ dijo...

Bello e intenso, Ninive. Me ha recordado (y no es la primera vez) las descripciones de los clásicos románticos.


Un abrazo,


Pedro.

Hedda dijo...

Los sueños, a veces, parecen tan reales...

Buenas noches,

Hedda

Xerayka dijo...

Todo en azul, todo y los rayos, todo y las telarañas..
Todo
.. a mi pacere todo es real cuando se sueña, o cuando se traen a la memoria presente los recuerdos de un pasado ya remoto..
Inspiran sus letras.

María José dijo...

Tal vez no fue un sueño..... tal vez fue un recuerdo oculto en tu memoria, a veces las tormentas sacan lo peor de nosotros.