30.7.08

Pareja de tres

Íbamos caminando la muerte, tú y yo, embebidos en nuestros propios pensamientos, ajenos los unos a los otros, maravillados por el paisaje que nos rodeaba y que a cada paso nos iba separando, convirtiendo en dos lo que el amor una vez hiciera uno.
Aquel día nos descubrimos. Descubrimos que éramos tres. Inseparables. Incompatibles.
Te lo cuento ahora que sé quién eras, ahora que entiendo cómo vivías y pensabas, ahora que sé qué sentías cuando te tocaba la mano. Te lo cuento ahora, al sentir el frío mármol de tu ausencia.
Íbamos caminando, la muerte, ella y yo. Tres, un final, un sueño, y una realidad: la vida, que sin vosotras ya no tiene sentido para mí. Quizá por eso me despido de ella hoy, sin tristeza ni miedo, tan sólo regocijado ante la idea de encontrarte de nuevo.




De entre los misterios de lo inesperado surgen las palabras que comienzan a escribirse. Y tú, Cendra, les enseñaste el camino, que en fila siguieron hasta el final de la historia. Fue genial escribirla contigo.

єѕρσиtαиєι∂α∂


Más y mejores relatos en Cuentacuentos

12 comentarios:

Ayshane dijo...

Íbamos caminando la muerte, ella y yo... ¡madre mía! que sorpresa que genialidad de palabras enlazadas...

besitos guapo!!!

Dibújame una sonrisa... dijo...

Me ha recordado el epitafio de Severo Ochoa en Luarca...
Que pocas veces la tenemos en cuenta..y en cambio camina con nosotros continuamente...hasta que un día...nos adelanta!
Besines!!

Niobiña dijo...

Perfecto, no esperaba menos de ti... Siempre me sorprendes, incluso cuando dices que no sabes sobre que escribir, o que la inspiración no te ha llegado, y al final, un giro repentino y ya tienes relato que publicar... Enhorabuena!!

Creo que mi regreso sí es para quedarme por aquí, ya os echaba mucho de menos...

Besines de todos los colores y abrazos de todos los sabores.

Sara dijo...

Siempre he pensado que resulta mucho más complicado escribir un texto breve que uno largo... Hay que dejarse demasiadas palabras en el tintero y es más dificil hacerse entender. Sin embargo, tu texto me llega... con las palabras justas, con las imprescindibles... dejando que la imaginación haga el resto...
;)

Amanda Pinkleton dijo...

Pero qué estupenda sorpresa de bienvenida!! Menudo recibimiento!! Me descuelgo por aquí y me encuentro esto.

Genial. Como siempre.

Besos!

Cendra dijo...

¡También para mí lo fue! Jajajaja Un abrazo

(¡y a ver cuándo repetimos!)

María José dijo...

Maravillosamente genial, me encanta la frase "Te lo cuento ahora, al sentir el frío mármol de tu ausencia", por favor es fantástica.
Me ha encantado como siempre, porque igual escribes un relato largo que corto, provocas la misma ilusión al leer.
Un abrazo.

Munlight_Doll dijo...

Muy intenso, como sólo tú puedes escribirlo ;) Y la fusión de ambos escritores muy bien lograda ;) Olé
Un besote vivo,
Mun

мαяια dijo...

Y es que al final... todos nos acabaremos encontrando en el mismo sitio. Más tarde o más temprano...

Breve pero intenso. ¿Qué más se puede pedir? ;)










P.D. ¿Lo escuchas? Ya viene... es... Sep... :P



Un besote!

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

y yo que te voy a decir...

Lo resumo y lo hago corto como tu...

Pues todo lo que te han dicho arriba te lo digo yo también... es la calor, no la falta de personalidad...jijiji...

Yo al final también me he animado a escribir el cuentecillo...

Abrazos Carlitos.

Tormenta dijo...

PRECIOSO
:)
un cuento casi como un poema.
muy bonito, si señor...
felicidades a ambos.


Muchos besos.

Anya dijo...

No es una espontaneidad. Es arte instantáneo producido al mezclar dos ingredientes geniales y especiales. Felicidades a los dos!