17.6.08

El viaje de los secundarios

Otro punto de vista que debeis tener en cuenta es el de los personajes secundarios...


Así comenzaba la carta que éstos habían redactado para hacerle llegar a la reina del país de las maravillas, en la asamblea anual de los cuentos.
La globalización había hecho posible el libre tráfico de cuentos de un lugar a otro del planeta, lo cual llevaba consigo el intercambio cultural y generacional.
Todo parecía bien encaminado y la inspiración así como la imaginación se encargaban de crear los mas inverosímiles escenarios que hacían la delicia de los lectores. Cenicienta y la bestia, el gato durmiente, Homer y los tres cerditos, no eran sino claros ejemplos de la interrelación de los personajes de unos cuentos a otros.

Pero aquel proceso perjudicaba gravemente a quienes no eran los protagonistas, ya que el excesivo número de secundarios había obligado a los autores a una reducción de personajes debido a los gastos y a la proliferación de los minirelatos.
La Reina, ante la amenaza que suponía para el orden establecido el malestar de los secundarios, les prometió que solucionaría el problema.

Pero que la realidad (o ficción) era otra muy distinta. Aconsejada previamente a la asamblea por Garfio y la pija Blancanieves, les regaló mientras todo se arreglaba un crucero a todos los secundarios a bordo de La perla negra, en compensación por el trato recibido.
Estos aceptaron complacidos como buenos secundarios que eran y felices y contentos zarparon hacia un viaje que no olvidarían.
El tiempo pasaba, o más bien no pasaba. El barco permanecía inmovil en medio de la nada y poco a poco comenzaron a reaccionar e ir dándose cuenta de que simplemente se habían desecho de ellos. La sensación de desánimo y pesimismo se fue apoderando de todos. Bueno de todos no, uno de los galos de una aldea gala se resistía a perecer sin luchar y propuso que todos a una gritaran con todas sus fuerzas hasta llamar la atención del creador como último recurso que les quedaba.
Así hicieron.
Aquella extraña vibración hizo que el escritor, dormido sobre la mesa, despertara y sin querer derramara el agua del vaso que había junto a él y ésta fue a parar a cierta página transformándose en mar sobre el que un navío volvió a navegar ansioso de venganza.

Más y mejores relatos en Cuentacuentos

11 comentarios:

La Nena dijo...

Tu historia: muy buena, de hecho me he quedado con ganas de más, de que continue :)
Y si, Italia ya ha pasado... (aunque yo debería irle a España, le voy a Portugal :P a ver que se hace)
Y... gracias por colocar a Calamaro como fondo musical en tu blog, es uno de mis preferidos:)
Feliz semana,
Desde el otro lado del charco

Xana dijo...

Sin los personajes secundarios las historias se caen..
Faltarían tantos nexos de unión de los cuentos que estos caerían sin más como un tejido en el que se saltan los puntos..
Es bonito recordarlos...yo prefiero ser secundaria..me permite poder observar más y pasar más desapercibida! jeje!
Besines!

Indi dijo...

El "punto de vista de los personajes secundarios" no importa lo más mínimo de no ser que escribas en 2ª persona y ese narrador sea aplicable a cada secundario. Me dirás que interesa mucho saber si al guardia de prisiones le parece que Mateo Valdivia tiene o no tiene buen aspecto esta mañana. Pues eso. El guardia servirá para algo, como todos los secundarios, para dar más o menos consistencia, a la historia, pero su "punto de vista" es intrascendente.
Si su opinión, o su visión, tiene importancia, es porque ese personaje ya no es un secundario.

No entiendo muy bien tu historia, nen. Ya me la explicarás luego. Besossssss

Galamina dijo...

De todas las "revoluciones secundarias", me quedo con la tuya.

Me quedo contigo.

Indi dijo...

Tiro de estadística de ventas:

Suiza, Alemania (no se donde se mandó desde Barna) en Italia estás en Verona, Caracas, Barranquilla, en Nueva York también (9 ejemplares, mola)...territorio nacional, por ejemplo: Torrevieja, toda Galicia (alucinante pero cierto) en León, Andalucía ya lo sabes, en Palma, también, Madrid claro y Coslada x supuesto ;)Barna a mogollón, Valencia, Tarraco (que lo sabe Hell)y ....bueno y en Sant Mateu, que te tiene medio gremio de la tercera edad (a ver como te explicas que a las agüelas les mole leer mis libros).

Ponle cosas de amorrrr, me dicen las agüelas. De amor por los infiernos será, sino a ver como lo hago.;)

Pues eso: en todos esos sitios (cuenta hasta 1931 sitios), en casas de seres humanos desconocidos, en estanterías desconocidas de casas que no sabes como son ni lo sabrás nunca...ahí estás, tu nombre está ahí, para los restos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
¿A que visto así acojona????????

jajajaja que vértigo xd. Bueno, tu nombre y el de tus acompañantes: Brian y Aarón.

La chica "Berta" es que como es la heroina...pues esa también está pero ocupa más espacio ;)))) ella, que mona.

Bueno, cambio y corto, el viernes hablamos. Te mando puntuación por movil en cuanto acabe el jaleo.

Gracias por estar pegado a mi¡¡¡¡¡¡¡¡¡ un super beso ;)

Mama, frío, miedo.

Anna dijo...

Prepara la tarta con helado...el día 3 de Julio está al caeeerrrr!!!!!

___________________ dijo...

Me gusta (y consigues que sonria de una manera un poco bobalicona) cada vez que escribes sobre una de esas interrelaciones entre personajes y autor. Es algo así como un toque típico de Ninive. Muy bueno-


Un abrazo,


Pedro.

Munlight_Doll dijo...

Me gusta mucho la idea, porque es original y tiene tu toque mágico personal. También me ha hecho reír, por la crítica interna a las normas de la literatura :P Sin embargo, te sugiero que hagas una revisión en cuanto a la redacción. Se nota que has escrito este cuento con prisas y no te has parado a ordenarlo. También hay una mezcla extraña de registros: algunas filtraciones de un registro coloquial en un texto que pretende ser dulce y literario hacen que la lectura chirríe.

Un beso. Espero leer más ;)
Mun

Pequennyo dijo...

Pobres secundarios, qué forma tan ruín de deshacerse de ellos... :(

Sechat dijo...

Me ha gustado por breve y por ese guiño que haces al nuevo orden mundual que impera desde hace poco en nuestro lado de la realidad. La redacción puede que sí falle en algún momento, pero quien esté libre que tire la primera piedra...

Cendra dijo...

¡¡¡¡jajajajajaja!!!! ¡Qué bueno! ¡Genial el guiño a los cómics de Asterix y Obelix!

Ahora sí que estoy ya por Castilla. Por lo pronto, parece que he traído algo de lluvia!! (no mucha, la verdad)

Un abrazo!