19.6.07

.

La habitación del deseo se hallaba frente a mí. Detenido, más bien inmovilizado ante ella permanecí durante varios minutos, no recuerdo cuantos. Me habían hablado mucho últimamente de aquella habitación, más siempre como si de una leyenda se tratara, que se iba transmitiendo de generación en generación. Pero lo que me hizo detenerme frente a ella fue que nadie del pueblo había traspasado nunca la entrada, ya que según contaba la leyenda los que lo habían hecho tiempos atrás nunca más volvieron a salir.
Aquel detalle me hizo estremecer un poco, pero recordé en ese momento lo que me dijo uno del pueblo al ir a beber agua de un manantial que hallé en el camino, “Todos en este lugar mienten”. No le di importancia, y más con la sed que traía, pero ahora me hizo reflexionar, si él era del lugar entonces mentía, luego si mentía decía la verdad. Vamos que estaba mintiendo. Y si todos en ese lugar mienten no será cierto que nadie ha entrado en aquella habitación. Aunque si mienten es mentira que mienten! Aquello me estaba empezando a volver loco.
La lluvia que caía con fuerza en ese instante era la única verdad en la que podía creer. De repente todo el cielo del mediodía se oscureció al tiempo que estruendosos rayos iluminaban fugazmente a través del ventanal el pasillo que conducía hacia la, ya por momentos odiosa, habitación del deseo. Y es que la situación no era precisamente placentera, al menos como había estado imaginando durante el viaje.
Ni siquiera sé como conseguí llevar el coche hasta aquel lugar, el agua que bebí parecía más ron que otra cosa, pero allí estábamos, el en la cuneta y yo empezaba a pensar que en medio de ninguna parte. Todo aquello comenzaba a resultar demasiado macabro.
Deseaba entrar en aquella habitación pero…

Entonces, sin apenas tiempo para reaccionar, se vio al otro lado de la puerta que pocos segundos antes estaba contemplando desde el pasillo.
Una voz, con un tono más bien de ultratumba resonó en toda la estancia.
.- Tu deseo se ha cumplido!! –
.- ¿Qué? – Respondí furiosamente sintiéndome estafado - ¿Cómo que mi deseo se ha cumplido? No he deseado nada aún! - Dije visiblemente enojado reparando más en de lo que había sido víctima que en que producía aquella voz – Pues ahora deseo salir de nuevo.
.- Esta es la habitación del deseo, no de los deseos – Respondió la voz.
.- Y una m…!! – le dije.
Entonces tras palpar los cuatro lados de la habitación y antes de que pudiera decir nada la voz volvió a decir.
.- De acuerdo, te concederé un deseo más. ¿Deseas algo?
.- Vaya que amable! – Exclamé conteniendo una ira que iba in crescendo – Pues sí, deseo una puerta!!
.- Concedido.
.- Bien, y ahora oh sabia voz de los cohones puede decirme – le dije elegantemente – que… hago con esta puerta!!? – Grité mientras sostenía entre mis manos aquella puerta de madera.

Han pasado ya no sé cuantos años y estoy llegando al otro extremo de la puerta. Apenas me quedan uñas en las manos desgastadas y ensangrentadas de escribir este Diario sobre la madera. No sé como no se me ocurrió ahora que lo pienso, ainnss si en lugar de una puerta hubiera deseado un lápiz!!


Más y mejores historias en http://www.elcuentacuentos.com

25 comentarios:

Klover dijo...

Hula ninivin! Como lo hago que ultimamente siempre te escribo la primera? Nu se...supongo que como publicas a estas horas soy de los pocos cuentacuentos que quedan despiertos...^^

El cuento, como siempre, me ha gustado. De churro no tiene nada bobo, lo unico que hay pequeñitos fallos a mi modo de verlo...pero una vez pillada la esencia del relato estos pasan a segundo plano y no tienen importancia.Te lo digo porque sé que puedo pero también te digo que me ha gustado mucho asi que no hagas tonterias... Lo que si se me ha quedado ahi es...la intriga por saber...¿cual sería el primer deseo que formulo? ¿La habitación le había tomado el pelo y en realidad no había pedido ninguno?

Un besito! Buenas noches!

La compo muy chula!!!

Carabiru dijo...

Qué final más rompedor!!
A veces hay que tener cuidado con lo que se desea no??

Salu2

Luz de Luna dijo...

¡A mi me gusta!, claro a veces los deseos se pueden revolver contra nosotros, ja ja ja.Yo debo ser la única que no quiero que me toque la primitiva...¡Seguramente sólo me traería problemas :(

Un abrazo.

atenea dijo...

Y es que tratándose de deseos siempre hay algún tipo de engaño por el medio jajaja se me ocurre alguna que otra historia sobre genios concediendo deseos que los protagonistas ni siquiera querían. ¿Será que nos falla el subconsciente antes de pensar qué queremos de verdad? Yo creo que el primer deseo lo malgastó el algo así.

Me gusta la historia, muy original y nos dejas con alguna duda que es lo que más me gusta. Si tú dices que yo me lo tengo que creer... ejem, igual empiezo a hacerlo si tú predicas con el ejemplo. Así que ya sabes...

En un rato me voy a tu querido Oviedo grrrr (y no, no pienso besar el suelo :P). No sabes las ganas que tengo de perderlo de vista jajaja

Besos!!!!!!!

Tormenta dijo...

jejejejee
sabes? tal vez sin darte cuenta has creado un cuento plagado de moralejas... ya lo querría bucay para sí, te lo aseguro. Lo de "cohone" no lo diría creo yo, pero desde luego hay más profundidad de la aparente.
Eres una especie de filósofo despistado, al menos así es como yo te imagino; en tu mundo, observando a los demás siempre con una mirada lúcida y esperanzadora.
Es muy agradable leerte Carlos.
un abrazo

tressa dijo...

Bueno bueno, se supone que el primer deseo era entrar no? La habitación del deseo suena bien, yo tambien habría querido entrar, aunqeu me imagino esa habitación más como una sensación que un cuarto en si.
Veo que sigues escribiendo semanalmente, no como yo que ultimamente ando completamente dejada y alejada.
Me ha gustado el cuento aunqeu he de confesarte que no es uno de los mejores que te he leído, no siempre te voy a decir cosas bonitas no?
Un besazo niño

Oski dijo...

Jajajajajaja. Cierto cierto si es que no se pueden desear cosas a la ligera, aunque bien pensado...si se le rompe la punta al lápiz, ¿cómo te las ibas a apañar para afilarlo otra vez?

Aunque una vez más quedó demostrado que el cabroncete del geniecillo que cumple deseos tiene un extraño e irónico sentido del humor...

Veremos que cara se le quedaría cuando alguien sea más listo que él y le propine un puntapié en los cojo...

Jajaja. Un abrazo. Siempre es un placer leerte.

Brian Edward Hyde dijo...

Ya te dije que era una ida de olla considerable, jajaa. Y es que yo, alma sensible donde las haya, de imaginarme los dedos sanguinolentos de rascar sobre la madera me ponga malito xDDD

Oye! Y que no me entere yo de que ese Carlos dice cosas malas de tus historias!! :)

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Saco ratitos para pasarme por aquí, ya que tu puerta se abrió hace mucho y yo no la había apenas traspasado. Y según llego me encuentro que hay alguien que desea una puerta!! ¿pero como es posible?

Si los deseos a veces no resultan tales, y aquello que no quieres es justo lo que te dan!

De todas formas la historia es curiosa sip. Y entre paranoias pues salen estas cosas.

saludines carlos

Jara

wannea dijo...

Si es que hay que tener mucho cuidado con lo que se desea... que luego al final se acaba pagando con los nudillos jajajaja (vale, chiste malo jajajajaja) pues eso que me gusta, que esta muy chulo, que te da un poco de claustrofobia al final pero bueno, no le hubiera salido mejor desear una ventana?? lo digo por romper el cristal y eso jajajaja

muchos bessos wapo!

мαяια dijo...

Lo ves? precisamente por cosas como esta yo prefiero aferrarme a lo de "virgencita que me quede como estoy" y que no se me aparezca ningún genio de la lámpara maravillosa, ni hada madrina... ni siquiera un duendecillo de los cereales, por muy majo que pueda ser... Quita, quita!! ;)
Mil besotes capullín!

niobiña dijo...

Hay Ninivín!!! Que pedazo de historia que te has montado niño!!! Siesjke mira tu por donde, tú diciendo que era una paranoia y a mí me ha encantado... A lo mejor es que las paranoias me gustan, no?? jajaja...

Que te has salido, como cada semana, que cada vez que vengo me voy de aquí con la sensación de haber leído un trabajo bien echo!!

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

jenny teran dijo...

Gracias Carlos por tu comentario, debo de confesar que tu relato me ha gustado, en definitiva es un dicho que aplico a la vida diaria "Ten cuidado con lo que deseas, por que puede convertirse en realidad"..y sin mas asi le paso al protagonista de tu historia.

PD: Son tremendamente divertidos los genios.

Saludos!

Miki (El Niño Rockero) dijo...

Jejeje que petardete el geniecillo, como dicen por ahi arriba cierto es que hay que tener cuidado con lo que se desea no vaya a ser que se provoque una catastrofe catasterofica jejeje. Pero bueno no esta mal el relato. =)

MARISELA dijo...

Me ha gustado un montón, porque tiene una trama fabulosa, moralejas para dar y tomar y originalidad a puñados!!!!
Conmigo lo hubiera tenido claro el duendecillo... jejejjje. Mientras que me decido y no, él hubiera estado allí encerrado conmigo.
Un abrazo.

Sharon dijo...

¿No te gusta?Pero por qué?? has escrito un cuento genial, misterioso, complejo, cargado de significado.
¡Fíjate que a mí se me ha hecho corto y todo!yo creo que es porque tienes una forma de escribir muy suave y a la vez muy profunda, tus cuentos siempre terminan por absorberme...
En serio, leerte es un placer
Un beso

Margarita dijo...

Con puerta o sin puerta, que sepas que yo contigo voy a donde sea!

Hace tiempo y aque te ganaste mi respeto y mi cariño!

disfruto leyéndote. Gracias.

Anónimo dijo...

jajajajajajaj
Querido, era de cajón, el deseo tendria que haber sido : Una puerta con salida y de facil empujon .... jajajajajaja por un momento te he visto en medio de la habitacion , con una puerta en las manos, mirando a tu alrededor y con cara de consternación. jajajajaja..... Perdoname , no puedo parar la risa ... ¿ Era de miedo el cuento ? jajajajaja
Que bueno ¡¡¡ Niño que buen rato me has hecho pasar ¡¡
Besossssssssssssssssss
Gloria

adriana dijo...

Dicen que hay que tener cuidado con lo que se desea porque puede llegar a coneguirse,así que tendremos que empezar a pensar bien las cosas, primero lo haremos en voz bajita, para que nadie nos oiga y cuando estemos seguros de ellos lo proclamaremos a los 4 vientos...... pero nunca tendremos la certeza de que nos concedan lo pedido.
Un placer volver a leerte.
Besos.

Mj dijo...

He llegado!! He conseguido leer!!
Me ha encantado la historia, sí uqe hay que tener cuidado con lo que se desea, que luego nos arrepentimos enseguida.
¿Sabes? El día de mi cumple, me felicitó un amigo en clase y quería regalarme algo, pero no tenía nada a mano...se giró, cogió un tiza y me la dio diciendo: " Para cuando necesites pintar una puerta para huir". Todavía la guardo y ha sido uno de los mejores regalos que m han dado nunca...
Besos!!!!

Larisavel dijo...

Jajajajaa, ay que buenoooooooo!!!! Pobre hombre, si es que hay que elegir muy bien lo que uno desea! Una puerta le habría valido a DiCaprio en el Titanic para no hundirse en el océano, que la Rose bien que se pilló su puertecita...
Ay que risa me has hecho pasar, pero pobre hombre!

Gracias por tu comentario!!!

Muchos besitossss

Darka Treake dijo...

¿Cómo puede ser que un cuentacuentos no lleve un lápiz encima!?!??!?!
ajaja, la verdad es que tu historia es divertida, parece una parodia de todas las nuestras...

Al final parece que no mentían, no?? O sí? Porque contigo no había nadie, así que debían haber salido... o no... o sí...

Buena historia!!

Darka.

Fafi dijo...

es lo mágico y lo que tiene de misterio el deseo,,,lo que hace que lo deseemos,,,
la incógnita que esconde,,,
es lo que lo vuelve,,,a veces,,,
tramposo,,,
un abrazo

Yudy dijo...

Que risa. Pensé que ibas por esa idea que tengo yo y muchos que todo lo que deseas te es concedido, es cierto...
la putada es que como lo deseas inconcientemente no siempre lo que te conceden es de tu agrado, je, jé
Una vez leí un libro The breast, no me acuerdo el escritor, pero muy bueno y corto; resulta que el chicho estando con su novia en la playa, admiró tanto y deseó tanto su teta que luego lentamente, comienza la transformación desde un pezón minúsculo en su pene hasta llegar a ser una teta pero con todas sus facultades del hombre que era...

Aire dijo...

Jajajaja, me he reído con tu historia...Sip. Yo me imaginaba una habitación prodigiosa y lo ha sido, perono como imaginaba. Buena lección me has dado..ja.Supongo hemos de tener cuidado con los deseos...., verdad?
Un beso
Aire