12.6.07

A partir de una frase... se puede!


El gatito correteó juguetón entre sus piernas. Aún puedo ver la cara de los agentes dibujando aquella sonrisa en sus rostros mientras contemplaban la escena. Vinnie, que era como se llamaba el gatíno, ronroneaba cuando ella lo acarició con la ternura que solo el amor puede proporcionar. Porque ella amaba todo tipo de animales, algo en lo que su abuelo había tenido mucho que ver. Recuerdo que comentó que solían recorrer la senda hasta el viejo abedul y como el abuelo se detenía de repente y hablaba sobre la importancia de poder ir de un lado a otro y detenerse a seguir con la mirada el imperceptible movimiento de las flores, el vuelo del águila, sí, realmente él sabía como hacerles sentir libres.
Habían pasado ya años desde entonces pero el espíritu de libertad no desapareció nunca de ella, al contrario creció y aunque ello le trajo más de un disgusto con sus padres incluso con la comunidad por su osadía, yo diría valentía, frente a la pasividad existente, el caso es que ahí estaba, sola frente al mundo sin más compañía que Vinnie, su amigo.
Cuando llegaron lo que vio a través de la ventanilla le asombró, pero ante la miradas dirigidas hacia ella en ese instante sacó su orgullo y con su natural elegancia dijo “Vamos?”
Los flashes se dispararon nada mas poner pie en tierra. Bajo el pórtico de entrada un atril sobre el que ni más ni menos que el gobernador del estado junto a consejo de la decencia estaban dispuestos a no dejarla traspasar aquella puerta.
El agente federal se adelantó esgrimiendo la ordenanza por la que Vivian tenía todo el derecho de acceder a las clases. Tras un forcejeo donde la tensión pudo pasar a mayores, despejaron la puerta así como el pasillo en el que estudiantes que había a ambos lados dieron la espalda al paso de Vivian.
Entonces una de las profesoras se plantó frente a ella y con tono amenazador, una vez los agentes habían marchado, le dijo, señalando a Vinnie que los animales no podían entrar en el Colegio. A lo que Vivian sin cortarse un pelo le respondió que ya había visto muchos dentro. Ese fue el detonante para cientos de piedras salieran desde todos los sitios hacia ella sin que la profesora hiciera nada por detener aquello.
Durante varios años Vivian siguió asistiendo escoltada a clase, en aulas que los demás alumnos abandonaban cuando ella entraba. Estuvo a punto de rendirse cuando vio que amenazaban a sus padres, pero estos le hicieron ver que siempre habían vivido amenazados y que confiaban en ella y la apoyarían siempre.
Y así un día consiguió graduarse en medio del respeto de todos. Cuando pasó frente al rector, con lágrimas de rabia contenida, le dijo “Os pude”.
Aquella noche en el salón del baile aguardaban su llegada mientras un silencio sepulcral inundaba la estancia solo roto por un murmullo que al final con todos ya abandonando el lugar fue degenerando en crítica hacia Vivian por la descortesía sufrida.
Lejos de allí, la primera estudiante negra que conseguía estudiar y graduarse en un universidad norteamericana permanecía sentada sobre la tumba de sus padres muertos por causas desconocidas según dictaminó el tribunal en su momento. Mientras un gatito se acercó a ella y acurrucó entre sus piernas.
.- Te llamaré Vinnie – Dijo.

.- Y ti te encontré tambien junto a su tumba - Dijo acariciando el gatín que tenía entre sus brazos - Pero ¿Cuantas vidas teneis Vinnie?

El sueño le venció mientras Vinnie se acomodaba entre las hojas de aquella historia.
Más y mejores historias en http://www.elcuentacuentos.com

20 comentarios:

Klover dijo...

Anda!Inauguro esto hoy!^^ Como te iba diciendo a medida que lo iba leyendo y sobre todo en cierta parte...me he llegado a perder un poco...pero bueno...no ha pasado nada porque al seguir me he encontrado...
Me ha parecido algo muy lindo y muy tuyo...que son dos cosas sinonimas. Un besito

Klover dijo...

veo vinnies!!! uno...dos...tres...cuatro....16...
301!me rodean!estan por todas partes!aaaahhh...XD

(Perdona esto...se ma ha ido)

MARISELA dijo...

Me encanta las historias de gente luchadora, a la que nada ni nadie logran amedrantar y la tuya me parece genial al tiempo que sensible y escrita con mucha elegancia.
Me ha gustado muchísimo.
Un abrazo.

Oski dijo...

Una gran historia que invita a no rendirse nunca, a seguir pese a las dificultades que el camino tienda.

Esa mujer alcanzó el valor para sobrevivir en un mundo donde nadie quería que ella cupiera, pero cupo, mejor que nadie y demostrando que la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Un abrazo

beleita dijo...

"los animales no podían entrar en el Colegio. A lo que Vivian sin cortarse un pelo le respondió que ya había visto muchos dentro", con un par.

Buenas palabras, un beso.. ando medio de regreso, o intentándolo. Perdí la costumbre, a ver si consigo recuperarla.

niobiña dijo...

Hola cielo!! Que acabo de hablar contigo y te note super animado y vengo y me encuentro con esta historia tan llena de fuerza y poder!!

Escribes genial y es un placer leerte cada semana!!

Millones de besos...

мαяια dijo...

Inevitablemente, acabo de leer el comentario de mi paisana (que escribe justo encima de mi) y se me ha dibujado una sonrisa en la cara!!! ;)

¿Super animado? ¿mi Carliños? ¿en serio? jejeje Así me gusta capullín!

Con esto que te acabo de decir y con todo lo que hay detrás de que esta historia haya nacido y visto la luz... pienso que importa muy poco como sea la historia, de qué trate... lo importante es que ESTÁ, ¿o no? jejeje

Pero el caso es que he de admitir (aunque me fastidie tener que echarte piropos después de que tú me hayas llamado pija hortera... grrrr!!!) que la historia es muy buena, que a mí me ha gustado mucho y que el final, es casi mejor que la historia en sí!

Besosssssssssssss :P

Luz de Luna dijo...

Le daré la vuelta: el final, precioso la trama llena de lucha y fuerza y el principio mucha ternura con vinnie.Un abrazo.

Cuervo dijo...

ya he visto muchos dentro...

me encanta killo!!

Malena dijo...

Me encanta las historias de héroes/heroínas anónimos, esos que luchan todos los días y no precisamente contra supervillanos. Estupenda historia Carlos, me ha gustado un montón.
Una carretilla de besos para vos y un abrazo graaande.

Scry dijo...

Como siempre me ha gustado muchísimo, pero has contado todo como de golpe, sin dejarnos respirar e ir aceptando lo que ocurría, o por lo menos esa sensación me ha dado a mí.
Pero me ha parecido genial!
un besazo de chocolate

Ricardo dijo...

Y dale con lo testimonial, con el compromiso social, con las historias con mensaje.
Esta buena, pero como te decíamos con la Reina, tampoco te ates. Sentite libre. Saca fuera tus demonios si te place.
Por lo demas, por lo que dice María "Colita de Ratón", creo entender que estás animado por razones ajenas a la literatura: ¡BRINDO POR ESO!!!!!

Un abrazo gomia, desde las pampas sureras.

wannea dijo...

¿Me he perdido algo? tan animado por algo en especial? buaaaaaaaaaaaa!!!!! y yo sin enterarme!!!!! jajajaja pero bueno, aparte de animaciones jajaja la historia super rica! la tia con un par bien puestos, y Vinni super tierno, yo me he perdido un pcoo al principio por los nombres Vinni Vivian... perdon es que va a ser de la dislexia... jajajaja en fin, muchos bessos y que sigas tan animado!!! muak!

Sharon dijo...

Me gusta muchísimo tu relato de esta semana, por toda la fuerza que lleva dentro, porque como tú muy bien dices se puede!! (sólo hay que creérselo y no dejar de luchar :))
Un beso muy grande!

atenea dijo...

:) esa cara se me ha quedado... así que, lo primero de todo, gracias!

Me ha encantado la historia porque te lleva poco a poco hasta el final, donde te das cuenta de la dureza de lo que esa chica está contando. Además, hay un contraste precioso entre lo que ella sufre y la ternura que deprende la presencia de Vinnie en toda la historia.

Gracias por acordarte siempre de mis exámenes (ufff parece que no tengo otra palabra en la boca últimamente :P), no sabes las ganas que tengo de acabar de una vez y tener otro tema de conversación jajaja

¿Y qué es eso que me dices del Oviedo? No no... aquí el único simpatizante de esa... grrrrr bueno, de esa ciudad que me toca visitar tan a menudo, eres tú. Yo voy a acabar odiándola con todas mis fuerzas, a la ciudad y a casi todo lo que tenga que ver con ella jajaja

Muaksss!!!!!!

___________________ dijo...

Me encantan cuando se aprovecha un cuento poara hacer una denuncia social, o como en este caso, para recordar a aquellos que lucharon por unos ideales con los crear un mundo mejor.

Un abrazo,

Pedro.

Tormenta dijo...

jo, eres mi heroe:)
me da un vuelco al corazón cada vez que vengo aqui.
Muy buena historia, conmovedora y contada de una forma muy espontánea... :)
gracias por estos momentos.
un abrazo

Roc dijo...

Me había equivocado Carlos, a la entrada que me refería era a la otra.
Esta historia no la había leido y es preciosa, tierna, sensible y de lo que siempre te digo, de gente que luchan por alcanzar sus metas.
Linda historia que me ha gustado muchísimo y que es redonda, porque desde el principio hasta el final, es un relato de los que se merecen todos mis aplusos.
Un abrazo y hasta prontito.

Aire dijo...

Buf...vaya historia..Es preciosa Carlos....toda una lección de valentía...y de creencia en uno mismo....
En tu ultimo comentario en mi entrada...me dice que soy mar..Gracias...no se si lo soy de veras o solo lo que creo ser...siempre ando así, la verdad, como las olas....sin saber si irme o quedarme...
Sabes que me preguntó un conocido el otro día: ¿ Por qué siempre qué hablo contigo tengo la impresión de que vas a desaparecer...? Y me di cuenta de que debe ser porque no tengo ningún contrato de permanencia con el mundo, ni con nada, ni conmigo, porque creo que todo puede no ser así en cualquier momenoto..pero no se por´qué lo siento así....
Un beso
Aire

puck dijo...

Creo que al final lo que cuenta es hacer lo que uno sienta, a pesar de lo que puedan decir los demás, creo que así nos podemos sentir más felices a pesar de las pedradas.Besos Carlos.