30.4.12

Historias de una mesa (III)

La nostalgia se desliza por el tiempo y cae lentamente sobre las cosas quietas, esperando las palabras su regreso.

9 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

quedarán impresas en cada molécula de tu imaginacion

Paula dijo...

Ya han regresado, aunque de forma breve :)

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

De verdad... No te puedes negar. Tienes que probar suerte en el concurso de "Esta noche te cuento". Tienes las bases en el foro de Nuncajamás. Los microrrelatos son lo tuyo, en serio...

María Sur dijo...

O por qué no.... dan unas ganas irresistibles de convertir tu micro en una frase de esas maravillosas que inician un relato... Tantas posibilidades sobre esa mesa....

Gliphe dijo...

Dan ganas de soplar y ver cómo la nostalgia escapa sin rumbo por el aire para volver a caer de nuevo.

Anónimo dijo...

Conciso y preciso
susana

Tropiezos y trapecios dijo...

Siempre me ha sorprendido esa capacidad para contar tanto en tan poco espacio. Dirán lo que quieran pero siempre que me pregunten ¿conoces al maestro del microrrelato en España? Yo diré: Sí, lo conozco.

Saco al menos tres o cuatro interpretaciones a lo que has escrito y has usado dos líneas...

Lo dicho, un genio...un jodido genio. Ahora mi mesa queda nostálgica también.

Abrazos.

Oski.

Camaleona dijo...

Así es como la nostalgia se disfruta de verdad...

Esther dijo...

¡Ay! Dichosa nostalga. Yo también la sufro. Se me había calmado la cosa pero, otra vez... A ver si con la llegada de mi tía favorita, se me tranquiliza todo :)