10.10.08


No es el que sea viernes, bueno sí algo imagino que tendrá que ver, ni que sea puente, que más bien parecerá una acuarela con el cielo gris tornando a naranja en medio de un inmenso negro color noche con sus truenos blancos, es, mejor dicho son muchas cosas.
Navegar por un mar de palabras y silencios, olas de sueños con espumas de tiempo, fugaces y eternas, pero siempre diferentes.
Las riadas inundan muchas ilusiones y trabajo, la sequía resquebraja futuros, las urgencias operan a estas horas, la marejada cierra el Estrecho, la prensa machaca con la crisis. Y ahí estaban ellos, bailando sobre el dique de la Malagueta junto a unas monedas que no sumarían más de tres euros todas juntas.
Creo que nacemos en una burbuja que rompemos para vivir y comunicarnos. Hay que evitar lo contrario, que las burbujas nos sellen en su interior.
No sé, pero lo que si sé es que me siento como si hubiera roto una al escribir esto.

2 comentarios:

Xerayka dijo...

Siento que eres un rompeburbujas , uno patologicamente contagioso, ya que con el calor de tus letras , y su humanidad hacen que otros las rompan.
deja ya de sentirte triste , presiento que eres un tipo grande.
Un abrazo.

Dibújame una sonrisa... dijo...

Pues si has roto la burbuja te toca vivir y transmitirlo...
Baci!