5.10.08

Ciudades muertas en las alturas


Da igual la ciudad, en el centro o en la periferia, este bloque podría pertenecer a cualquiera de ellas. Sea de día, por la tarde o a la noche, alzar la vista y que dificil es ver a una persona asomada.
Aquellas conversaciones de balcón a balcón...

5 comentarios:

Esther dijo...

Sí, si lo pensamos bien somos como pequeñas hormiguitas en este inmenso Universo o ¡peor! ¡Microorganismos imperceptibles!

¡Ay que ver! Tan pequeñitos y sin embargo nos creemos tan importantes y sabios pero ¿quién sabe cuántas cosas habrán por ahí fuera o por aquí? Tantas que no hemos visto ni sabemos...

Saludines.

Dibújame una sonrisa... dijo...

Sí..y aquel asomarse y ver la vida de la calle...ahora como que no hay manera...nos alejamos de la realidad en vertical tanto como intentamos alejarnos en horizontal (dirección al corazón, se entiende..)
Besines!!

мαяια dijo...

Con lo bonita que era la vida de los pueblos, de ir de casa de una vecina a la otra, de compartirlo todo... incluso, de dar un berrido para decirle a la de al lado "Mariiiiiiiiii, vigílame al niño que voy a por el pan".

En fin... que aquí hay un dicho que reza así "Cómo vamos meu señor? A cada paso máis peor..." Imagino que no necesitas traducción simultánea, no? pero bueno, de necesitarla... ya sabes dónde encontrarme... :P


Un besiño!

Sally dijo...

Las ciudades son muertas porque las personas no saben mas hablar juntos. Si cada uno perderia menos tiempo con su egoismo y piensando a su paranoia existencial, hablando con los otros, entenderia que todos haben muchos problemas y muchos son en colectividad. Se puede mejorar las relaciòns con nos mismo y el mundo.

Xerayka dijo...

Hola. Pienso que las ciudades y los muros, las ventanas y balcones a veces no son nada .. todo ese concreto utilizado simplemente para refugiarnos unos de otros... sabes yo pienso que tanta inversion es innecesaria , hay muchos, muchos que no necesitan construir muros para aislarse, para no comunicarse.. sabes? la gente en este lado del mundo también nos aislamos pese a no tener los recursos de aquellos, pese a ser menos desarrollados,.. yo trabajo en el construir puentes , trabajo con sonrisas y paciencia, trabajo con besos y amor, soy el oido para los adultos mayores que llegan a mi lugar de trabajo, soy una bendecida por estar acá en estos meses, es un privilegio para mi oirles , y ahí en cada conversación , en cada sentir descubro que en los viejos de mi pais existe gran dolor por estos muros , por estas tremendas construcciones que nos separan , pero no son de concreto como las que tu nos muestras, son de otro material , que destruye y aniquila el alma de quienes no logran franquearlas, de quienes quedan excluidos al otro lado , quienes no pueden comunciarse entre los balcones de almas.