22.5.08

Llego tarde a las palabras, o ellas llegan tarde a mi //

10 comentarios:

Xana dijo...

Como el conejito de Alicia en el País de las Maravillas..ni lo uno ni lo otro..

Al final no tenía por qué correr o no se sabía bien cuál era la causa de sus carreras..

A veces mejor mirar alrededor con una sonrisa mientras la primavera le cede el turno al verano..

Besines!

Anna dijo...

Prefiero pensar que no soy yo la que llego tarde!!!!

Vuelvo a estar "por aquí"!!!!

Un abrazo muy grande,

Anna.

Tormenta dijo...

Lo importante es que lleguen... porque cuanto más reflexiones sobre ello, cuánto más las busques... más se escaparan entre tus dedos, como el agua.
Más calma y menos dudas, señor indiana.
Mua!

______________ dijo...

Jajajajaj ¡No corras! Sientate y espera, que siempre vuelven ;)


Un saludo,


Pedro.

Cendra dijo...

JAJAJAJAJAJA ¡Qué original entrada!!
Pero... Cashisss!!! ¡Y yo que creía que eras tú el que las hacía ir y venir! Tendré que seguir preguntando por ahí...

Sureña dijo...

Mmmm...difícil pregunta...ellas no pueden llegar tarde a ti, es imposible. Eso va a ser que te has quedado dormido...pero tú te desperazas rápido :)

Besicos

beleita dijo...

¿Qué más da quien haya sido? el caso es que ha sido, pero ya os encontraréis. Seguro :)

besus!

María José dijo...

Hola Carlos te he incluído en el blog que acabo de iniciar, fuí Adriana en el cuentacuentos (época de sombras) y hoy como María José espero poder seguir leyendo tus historias o simplemente tus frases y sensaciones.

Sechat dijo...

Estaba ansiosa por leer un nuevo relato de tu puño y letra, pero en su lugar he encontrado esto. Espero que sea algo pasajero. Tus historias siempre me transportan a mundos paralelos maravillosos. Un saludo.

Anya dijo...

hay nueve comentarios que te están buscando! deja de correr reloj en mano y regálanos un relato!:)
un abrazo!