11.2.08

A partir de un minuto


Todo sucedió en un minuto. Hechizo o embrujo, creo que fue el destino quien me detuvo frente al ventanal. De entre la cancela escapaban las palmas, acompañadas del compás que aquellas manos deslizaban en medio de la penumbra.
El Sol también debió percatarse de ello, colándose por cada guiño de la persiana, que a medio enrollar dejaba entrever el interior de la alhama. Lucían los claveles sus mejores galas, sonrojaba la cal al paso del jazmín.
Asomaito contemplo el arte girar entre volantes de seda, remolinos de primavera envuelven la estancia, mientras el invierno se derrite en gotas de rocío.
Se hace el silencio, cante, cante del bueno surge de las entrañas del Sur, cruje la madera a cada latido del tacón. Y entonces aquellas castañuelas llevaron consigo los versos del poeta hasta las salinas. Los balcones van formando el coro. Desde la ermita dos amantes escriben la leyenda, tras la alacena el centeno baila con la cebada. La canela se sube a las ramas del olivar, y un fandango comienza a sonar cuando el atardecer busca la luna en las marismas.
Todo sucedió en un minuto.
Nunca tan poco tiempo supo a tanto.
.
Más y mejores historias en Cuentacuentos

13 comentarios:

Klover dijo...

¡Cuanto sabor!

Te ha quedado muy andaluz...

Me voy a estudiar, un besote!

aiNOha dijo...

Que minuto mas maravilloso no? Menuda juerga se montó en ná de tiempo =P (jeje)

Pues si, como dice Klover, te ha quedado muy andaluz... y precioso.

Muchas gracias por haber dejado tu huella al pasar por mi callejón, estás invitado a pasearte por el siempre que quieras ^^

Besitosss

Xana dijo...

Arte que brota desde lo más profundo..desde el corazón y el sentimiento..por eso no deja nunca indiferente se tengan las raíces donde se tengan..

Besines!

PD:Arsa arriquitaun! jeje!

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

La gente dice que te ha quedado muy andaluz, pues yo preferiria decir que te ha quedado muy poetico, con expresiones muy de otro mundo que la gente traduce como andaluz, pero que para mi son como el pan de cada dia...

este texto tiene azahar y tu mucho talento por tus adentros.

Un saludo.
Andres.

Livtrase dijo...

Una preciosidad niño.

Te superas dia a dia. Sin duda.

Besos

Aire dijo...

Verdad que cuando se vive tan intensamente algo, se tiene la impresión de estar dándole la mano a la vida , se siente que en ese momento está contigo, que otros momentos se quedan en una mera existencia......
Te deseo miles de momentos así....
Un beso
Aire

Carabiru dijo...

Pues para no decir ni andaluz ni poético, yo digo que te ha quedado muy sensual, casi se puede oler el jazmín y los claveles, casi se puede oir el taconeo y las palmas, casi se puede ver el remolino de volantes.

Salu2!!

synn dijo...

¡qué intensidad!

Yo me quedo con esta frase:

La canela se sube a las ramas del olivar, y un fandango comienza a sonar cuando el atardecer busca la luna en las marismas.

Te quedó muy chulo.

Saluditos!

Sureña dijo...

Qué maravilla Carlos..., no hace falta que te diga todo lo que esa imagen y esas palabras me transmiten...

Precioso!

Mil besos!

veinteañera dijo...

Que minuto tan intenso!me ha traido muchos recuerdos.
Fijate, un dia de verano cuando volvía de por el pan por las calles de San Fernando hasta mi barriada escuché las notas que se escapaban de una ventana, era la voz de Rocío Jurado y su viva el pasodoble...Fue tan parecido a tu minuto...
Se me puso una sonrisa en la cara, y asi hasta que llegué a casa.
La mismita que luzco ahora tras leerte.

Besos^^

мαяια dijo...

¿Así que esta es la "rumba" que te había salido, no? ;)

Lo leí, lo leí... lo que pasa es que el msn no me aguanta casi ná... veremos a ver si puedo solucionarlo hasta el minuto al menos, ¿no?

Besotes y aplausos niño!!!

Ricardo dijo...

Comenzó el clausura, Rojo. Independiente perdió contra Lanús. Y mi Racing, empató. Qué le vachaché? Consolarte escribiendo, Rojo.

La gran puta, me recordaste a Lorca. Qué más decir.

Un abrazo racinguista...el campeonato recién arranca

Amanda Pinkleton dijo...

Una descripción, de esas que se lee de un tirón, sin respirar. He llegado al final sin aliento...Nunca llegué a aguantar un minuto debajo del agua.