2.12.07

88.- Vuela la imaginación


Las turbulencias presagiaban lo peor. El movimiento era cada vez más brusco y la incertidumbre se iba adueñando del pasaje, seguida de cerca del pánico que no tardaría en aparecer.
Un estremecedor ruido precedió al fogonazo del rayo más luminoso que habían visto nunca. El capitán de la nave viendo como la situación empeoraba comenzó a preocuparse, pero teniendo cuidado de que el resto de la tripulación no se percatara de ello. Otro relámpago, este aún más fuerte que el anterior, le sobresaltó.
Intentó en vano informar de ello por radio pero estaban a muchas millas del aeropuerto más cercano ya que en esos momentos sobrevolaban la inmensidad del océano.
Una azafata entró en la cabina informando de que el pasaje comenzaba a inquietarse y sugirió que un mensaje esperanzador del capitán calmaría los ánimos.
En ese instante el viento cuya velocidad había aumentado considerablemente hizo que el avión se tambalease y la azafata salió despedida hacia el pasillo central, quedando inconsciente a causa del golpe recibido. Entonces…
.
.- Papá
.- ¿Qué!?
– Dijo en tono cortante – Cielo es el momento principal del cuento – Volvió a decir ya en tono mas suave y conciliador.
.- Es que…
.- Sé lo que me vas a decir. Que por qué no se elevaban por encima de la tormenta. Bien observado, pero verás…
.
Y el padre siguió contando la historia, sin dejar de mover el 747 que sostenía en la mano durante la narración. No era la primera ni tampoco era muy diferente de las demás que le contaba cada noche. Al fin y al cabo eran sus historias, su vida. Aunque llevara tiempo fuera de servicio, en su fuero interno seguía siendo piloto y en los cuentos vio la oportunidad de revivir esos momentos.
.
Consciente de que otra interrupción le haría enfadar, escuchó a su padre atentamente mientras observaba como junto a la ventana, una noche más, el pequeño biplano rojo se disponía a recorrer la estantería y despegar por la ventana.
Pero ¿Cómo podría explicar aquello a quien no cree en Peter Pan? Si al menos hubiera visto con él Toy Story lo entendería.
.
Más y mejores historias en http://www.elcuentacuentos.com

15 comentarios:

Marisela dijo...

Bonita historia como colofón de tu estupenda frase.
Al fin y al cabo, todos contamos nuestras propias experiencias o las de otros, que a su vez, nos la contaron a nosotros. La labor de los cuentacuentos es mezclar esas historias con un poquito de emoción, otro tanto de fantasía y una buena dosis de mensajes que ayuden a los que nos escuchan o leen a reaccionar en momentos parecidos.
Los cuentos se crearon para enseñar sin aburrir, advertir sin regañar y dejar nuestras vivencias para que otros les puedan dar alguna utilidad.
Un abrazo.

Indi dijo...

Una de las ediciones del concurso de cuentos Navideños que montaba en la radio, coincidió con el estreno de Toy Story. Yo no había visto la película, así que no tenía ni idea del argumento.
Me quedé muerta cuando empecé a leer los cuentos de los niños.
Pensé que había una epidemia, un virus que les inducía a contar a todos lo mismo: juguetes animados.

Cuando ya había leido 150 cuentos, concluí que aquello debía tener base real. Así que me fui al cine.
Me has recordado aquellos momentos, cuando tiraba los 400 cuentos sobre la cama y me tumbaba toda una noche a leer.

Me hubiese encantado tener un padre piloto de aeroplano (o biplano) que me contase cuentos de aviones. Veo que esta es la semana de los relatos a modo de muñeca Rusa. Muy bien, muy bien.

Te lo debo, pago pronto :))
Besossssssssss

Jara dijo...

Me da la sensación de rapidez, de querer acabar, como si me faltara algo...

dos personajes en un mismo plano viviendo sus vidas unidos por separado. el padre y sus historias, las de él, compartíendolas con su hijo pero sin dejar hacerle partícipe. El hijo con su infancia, escuchando pero vivíendola el solo al fin y al cabo..

algo así entendí. pero me sigue faltando algo en la historia. No sé.

saluditos carliños. que vaya todo bien.

Klover dijo...

:)

Pues a mi me ha recordado a las historias que nos solía contar mi padre...que eran de trenes...^^ A pesar de su condición de profe de historia...yo creo que tenía una mauinista de ferrocarril metido dentro XD

Un historia muy tuya...made in carlos como se suele decir. Yo la encuentro genial así, con su guindita de profundidad.

¡Un abrazo!

Lunn dijo...

Me gusta...sobretodo me gusta el final (: No sé, me emocionan los cuentos, me emociona el creer en un mundo de fantasía, en historias apasionantes...tal vez porque todavía soy una niña ^^

Y admiro esa mezcla de historia de aviones, turbulencias y acción con una tranquila velada entre padre e hijo relatando un cuento...no sé, me gusta esa especie de contraste.

KisseZ[!](=

Lunn.

Munlight_Doll dijo...

Muy tierna la imagen del padre contando (y viviendo) la historia con su pequeño. No obstante, debo reconocer que este cuento necesita una mano en cuanto a la redacción. La primera parte de la historia puede mejorarse en cuanto a estructura y puntuación. Tal vez lo hayas hecho con prisas, y tus relatos, en mi opinión, quedan mejor cuando los trabajas. Sin embargo, ese punto tierno me ha gustado bastante ;)

Un beso,
Mun

Xana dijo...

Un cuento..no deja de ser un cuento..la pena de los dos mundos separados por una lámina que aunque él está convencido de romper noche a noche con sus historias...lo que hace es aumentar el muro al no hacer partícipe, al no permitir que las manos de niño entren y desbaraten su mundo de hombre..

No viene mal nunca caer en la cuenta que debemos hacernos niños...

Besines!

wannea dijo...

a mi no me contaban cuentos... quizá por eso ahora los escribo yo, el tuyo me encanta, me imagino al padre to emocionao con el avion en la mano y contandole historias a su hijo, me gusta, cada dia mejor e niño?? jajaja bessos wapo!

Synn dijo...

¡oh! Yo no he visto Toy Story... la he empezado un par de veces, pero núnca la termino. :S

A mi me gustaría que si alguna vez tengo hijos, cada noche un cuento viniese a mi cabeza para regalarle una historia así. Pero mi vida no es nada emocionante.

Buen cuento!

Un abrazo

Tormenta dijo...

pues el padre al menos se lo curraba no?
muy tierno... mis padres nunca me contaron cuentos ni siquiera... asi estoy yo :P
la idea es buena y me gusta el uso que has hecho de ella aunque me ha sabido a poquito... qué cortitos son todos tus cuentos ^^
besos encanto

___________________ dijo...

Pues una historia preciosa, con untoque tierno y encantador. Es más en un solo cuento tienes dos tramas, la del padre y la del hijo ¡Y en tan poco espacio! ¡Y son que resulte forzado!

De verdad que siento no escribir con tu frase, pero el tiempo me escasea, lo dejo en asuntos pendientes, pero no olvidados.

Un abrazo,

Pedro.


*Estoy deseando verlo, pero te entiendo ;)

Hellraiser dijo...

Muy buen relato killo!
Una misma imagen de dos personas diferentes en dos puntos de vista diferentes.
Un cuento sencillo y ameno; corto para mí, pero de muy bien gusto.
Estás hecho un hacha campeón!
Un fuerte abrazo!

Darka Treake dijo...

A mí también me ha sabido a poco... pero la imagen del padre contándole el cuento al niño es muy tierna.

me ha gustado mucho, aunque ese final me ha dejado pensando...
no sé si termino de entenderlo.
Todos los padres deberían ir a ver Toy Story con sus hijos.

Yo ya no soy un niño (al menos no por fuera), pero me voy con mis padres esta tarde a ver la Brújula Dorada... jeje!

1abrazo!
Nos leemos!
Darka

Ricardo dijo...

Carlos, como siempre aclaro, en Argentina insultamos como elogio. Así que, hecha la aclaración, paso a decirte que:
Sos un hijo de puta.

Además, ya sabés que perdiste la apuesta. Y cmplí mi promesa, aunque lo que publiqué tendría que corregirlo.

Un abrazo amigazo

Niobe dijo...

Tu frase, y claramente has escrito un relato a la altura de las circunstancias... Me parece muy tierna la imagen del padre y del hijo...

Ojalá todos los niños tuviesen a alguien así en sus vidas...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.