30.7.07

A partir de una frase... un instante de amor

No hay mayor desprecio, que no hacer aprecio. Así pensaba mientras dejó caer el teléfono de entre sus manos. Al otro lado la voz de su padre se esforzaba mediante amenazas y juramentos por llegar a ella.

No se lo pensó. Dejando el teléfono balanceándose al aire se dirigió con paso firme hacia su libertad.
Todo comenzó hace unos años, en una calurosa tarde de verano, durante la visita a la Alhambra; él arqueólogo, ella una escritora de leyendas, ambos de paso por Granada. Y por el encantamiento o la magia que el lugar poseía el caso es que aquel cruce de miradas fue un puente hacia el corazón de cada uno. No tardaron en atravesarlo. La boda celebrada en la ermita de Las nieves supuso el comienzo de otro camino a los ojos de los demás, un camino que ellos ya recorrieron en el primer beso.
Pero entre tanta felicidad no podían imaginar que un mal día diera al traste con tantas esperanzas de amor. Una falta de proyectos, retirada de fondos y números tiñéndose de rojo no serían una losa imposible de levantar con tan solo la confianza en que se podía hacer. Pero dudaron, desanimaron y... prefiriero separarse cuando aún les quedaba amor.
Según dictaba la ley existía un periódo antes de obtener el divorcio para que lo reconsideraran y pudieran evitarlo.
En ese momento se hallaban. Mientras tanto la división de muebles y demas enseres proseguía su curso. Entre ellos había un enorme jarrón de porcelana y vivos colores que él le regaló con un número especial de rosas en el primer aniversario. Ninguno lo cogió.
Una noche antes de partir para el pueblo, él le dejó una nota bajo la puerta de la casa que ambos habían adquirido junto al mar. La misma que se disponían a abandonar. Ella la vio a la mañana siguiente. No pudo evitar que unas lágrimas se deslizaran por sus mejillas mientras leía...
"El jarrón te lo regalé y es tuyo mi amor. La felicidad con que lo hice no la he vuelto a sentir."
Pasaba el tiempo y él a punto de perder toda esperanza cuando recibió un telegrama a los pocos días de dejarle aquella nota. El ver el nombre de ella hizo que, mientras lo abría, sus manos temblaran temiendo fuera la tan temida citación judicial. Una vez abierto lo leyó...
"Estoy en el Irving, en la hab. 12. Estaré hasta el amanecer"
No se lo pensó, antes de que el telegrama se posara suavemente en el suelo ya estaba conduciendo camino de Granada.
Llegó sobre las dos de la madrugada. En el camino, durante la ascesión hacia el hotel recordó como aquella noche la recorrieron caminando, en silencio tan solo interrumpido por el sonido de los besos. Al llegar frente a la habitación halló la puerta entreabierta, la empujó despacio y pudo divisarla al fondo. Envuelta entre rayos de luna le esperaba junto a la ventana. A través de la penumbra pudo observar que todo permanecía como aquella primera vez. Y en el centro de la habitación la silueta de un enorme jarrón de porcelana del que sobresalían doce rosas.
.- ¿Me ayudas a acercarlo a la ventana? - Dijo ella
.- Sí - Respondió él
Y entonces, como con aquella mirada en la Alhambra, el roce de sus manos al cogerlo, lo que sintieron en ese instante, ya no les separó nunca.
Justo al colocarlo junto a la ventana una rosa cayó al vacío de la noche.
.- Nooo!! - exclamó él - Debían de ser doce! - Se lamentó mientras intentaba ya en vano alcanzar la rosa.
.- Pero... pero si cuento doce! - Dijo ella a los pocos segundos contando con su dedo índice el ramo sin salir de su asombro.
.- La mala suerte salió de nuestras vidas - Concluyó él fundiéndose ambos en un beso.
Horas antes de que ella pusiese rumbo al Irving, dejó con la palabra en la boca a su padre, el cual viéndo que se evaporaban sus secretos planes de retirarle los fondos al "Indiana" como llamaba al arqueólogo y deshacer aquella unión; juraba en arameo a través de aquel teléfono que se balanceaba al sol de la tarde nazarí.
.- ¿Sigues ahí? Como vuelvas con él olvidate de heredar nada!!
.- Grrr guau guau guau - Un interlocutor canino jugueteaba con aquel extraño artefacto. Pero cansado de que no quisiera jugar con el le dijo o mejor le ladró:
No hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Y dio media vuelta y se marchó.

Más y mejores historias en http://www.elcuentacuentos.com

19 comentarios:

Carabiru dijo...

Im - pre - sio - nan - te

¿Lo repito? Impresionante.

Confieso que me enfadé al ver que se separaban cuando todavía estaban enamorados.
Pero reconozco que a veces hacen falta tropiezos para ver desde otra perspectiva lo que podemos llegar a perder.

Un saludo!

popi dijo...

Muy bueno Carlos. Un canto a la esperanza y a aquellos que, a pesar de los tropiezos se levantan y siguen caminando juntos, ignorando las artes de la maldad y sabiendo que para amar sólo se necesita una persona que te ame.
Me has puesto tontito, capullín.
Un abrazoooooooooooo!! :)

MARISELA dijo...

Hola Carlos!!! Espera que me despierte del encanto que me ha producido tu relato....
Me ha gustado??? Me ha encantado!!!!
Misterioso, tierno, erótico, sensible... Genial en una palabra.
Un abrazo.

Roc dijo...

Creo que es el relato más bonito que has escrito!
Últimamente estás que te sale escribiendo. debe ser ese mar y esa arena que te devuelven toda tu magia.
Mil abrazos amigo mío.

Munlight_Doll dijo...

Una muy bella historia, que me ha mantenido con el aliento contenido todo el rato. Tal vez podrías haber hecho un poco más de hincapié en la historia pasada de la pareja, pues se ve algo "acelerada". Asimismo, deberías revisar un poco la puntuación, que se te ha colado algún fallito.

Sin embargo, a pesar de todo eso, me ha gustado mucho^^

Un besito,
Mun

PD: Gracias por recomendarme :$:$:$

La Pelirroja dijo...

¡Que bonito!

Tengo que aprender a escribir finales de amor bonitos, prometo intentarlo... a ver si consigo que me quede como esta historia de amor y lucha pese a que todo les viene en contra.

Mientras quede amor, vale la pena luchar.

Saludos.

Klover dijo...

Yo también creo que es de los cuentos más bonitos que te he leido, o por lo menos de los que me han gustado más. El único pequeño fallo (bueeeeno ^^ no lo es...simplemente te hubiera quedado mucho mejor si lo hubieras tenido en cuenta...) es que te aceleras un montón con la historia de la pareja...cruzan miradas...y en la siguiente frase ya se han casado...XD a eso se le llama matrimonio express jijiji...

Por lo demás, y como ya te he dicho, me ha encantado (me lo he leido hasta dos veces jijiji ^^)

Y el final con el perro no podría ser menos tuyo jajajaja

Cuidate!!!

Luz de Luna dijo...

¡Precioso!... Fué tb la magia de Granada, fijo. Todo un canto a la esperanza tu relato de esta semana ¡fELICIDADE POR ÉL!. Salu2.

___________________ dijo...

¡Que bonito! ¡Es que todo lo puede el amor! Yo ni me lo hubiera pensado por una subvención, pero es que soy de esos locos románticos de contigo pan y cebolla.

Un saludo,

Pedro.

atenea dijo...

Me ha encantado Carlos!! No dicen que lo que no te mata te hace más fuerte?? (o algo así jajaja) Quizá es verdad que la parte del principio, cuando se conocen y cruzan miradas y tal, está contada como muy rápido... vamos, que podías haber tirado más de la magia del momento ;) peeeeeeeero también es cierto que lo importante es que ese amor sobrevive aunque el padre de ella se vuelva loco (lo siento por él, pero me cae mal :P)

Otra semana más y mejor... (y yo a ver si escribo :S jajajaja)

Muaksssssss!!!!!

Sharon dijo...

Pero que bonito Carlos!!!como me ha gustado, es que ni te lo imaginas. El más bonito que te he leído :)
Yo no creo que le falte nada, porque aunque si que es cierto que la historia de la pareja es muy rápida, creo que lo importante de tu relato es la presión familiar,la lucha, lo mal que se pasa, lo bien que se siente uno cuando se vence…
No creo que sea necesario hacer hincapié en la historia de amor, eso es lo de menos si tenemos en cuenta todo lo demás :)
Un beso!!

Mary dijo...

Felicidades por tu historia, es muy tierna y bonita, me ha gustado mucho, sobre todo el punto final con el perrito le da un toque de gracia.
Un saludo

wannea dijo...

jop, lo se, llego tarde... pero es que es precioso... me encanta, sip, y mira que es el primero que he leido despues de volver de italia!!! ains, me alegro que haya sido este, y tambien me alegro de que en tu historia todo se arreglara, lo mejor, el perro jiji me imagino al padre escuchando los ladridos y me parto!! jajajaa

muchos bessos!!!

Miki (El Niño Rockero) dijo...

Todo error del pasado se puede subsanar en el futuro. Menos mal que abandonaron queriéndose aún, aunque quién sabe pues el amor va y viene y no se detiene!! Lo que está claro es que si dos personas han nacido para estar juntas, lo estarán pase lo que pase. El amor puede ser así de bonito!!

Y al padre subnormal, que lo den por ahí, que siempre tiene que haber mala hierba que trunque el amor de dos personas, grrrr

un abrazo!!

мαяια dijo...

El detalle del jarrón con las 12 flores que quedan después de que una caiga por la ventana (detalle que tú me destripaste capullo!! ahora al leerlo me he dado cuenta... grrrrr!!!) es, sin duda alguna y al menos para mí, lo mejor de la historia. Aunque toda ella me ha parecido muy buena!
¿Te digo algo? desde la semana pasa (que lo pensé y en este que lo veo corroborado) estás volviendo a ser y a escribir como el Carlos de antes... ¿Será por eso que dicen de que no hay mal que por bien no venga? ;) Es posible....
Besotes niño!! y aplausos a tutiplén! ;D

Pistachita dijo...

Mientras sigan los sentimientos siempre hay esperanza. Me alegro de que mandara ese telegrama. A veces nos guardamos demasiadas cosas y estropeamos todo por nuestro orgullo.

Un besito fuerte Carlos

Niobe dijo...

Unas rosas, una tarjeta, un telegrama, el amor...

Me has llegado muy adentro con esta historia bichito... Me ha parecido preciosa...

Muchos besitos guapo!! Y ya ves como todo acaba arreglándose cielo, así que no dejes de sonreír nunca!!

Ricardo dijo...

Carlín: La puta madre!!! la llevaste todo el tiempo pegada al pie. Qué manejo de la pelota hermanito!!!
Un golazo Carlos, un golazo!!!

Aquí, desde la tribuna, este hicha-lector no puede más que cantar:
Olé, olé olé olé...Carlos...Carlos.

Un abrazo amigazo

Oski dijo...

Guau tío. Llego tarde y me encuentro con esta joyita últimamente te estás saliendo con los relatos ¿eh? ¿acaso será ese pececillo llamado Inspi? jejeje.

Muy, muy bueno tío. Me ha encantado y casi me hace llorar jo...que estoy sensiblón últimamente cachis.

Un abrazo enorme.