8.12.09

El escondite

Desde lo alto de la loma, vio asustado como la niebla penetraba incluso en las casas.
El teléfono no tardó en sonar en la vetusta taberna.
Cuando alzó el tabernero el auricular, los allí presentes gritaron a una "¡Seguimos aquí!"
Con el tiempo supe asociar la secuencia de sonidos. Me contaron que el viejo de la colina llama cada vez que la niebla envuelve el valle para asegurarse de que el pueblo no ha desaparecido. Lo que seguía era un gran murmullo de sonrisas y comentarios que siempre terminaba en forma de nuevas rondas sobre la barra.
Mientras tanto sobre el ventanal unos niños crean universos paralelos en el vaho, imaginando olas al paso de su dedo sobre el cristal, sonido de mar. Una pareja termina el eterno pero siempre romántico protocolo y navegan por el deseo, donde el amor parece el puerto más cercano, el sonido de un beso. Cuento cien de nuevo dándole tiempo para que se esconda bien, pero sé que terminaré encontrándola, nunca aguanta la luna escondida en un sitio.
La niebla se disipa volviendo a esconderse en mis ojos mientras escucho llover y puedo ya percibir la frialdad de sus rayos.

La mañana volvería a reinventar la realidad mezclando pócimas nocturnas.
Y una nueva historia tendrá lugar.

Cuentacuentos

17 comentarios:

OnDiNa dijo...

Me gusta la historia, no sé por qué, pero lo siguiente que me he imaginado es una ventana con una gran chimenea detrás, y una mujer acurrucada con una manta leyendo un libro (o un portátil =P) al calor del fuego =)
¡Un beso, Ninive!

Metalsaurio dijo...

buena historia.

hace bien el viejo en asegurarse de que el pueblo permanece ahí bajo la niebla, que en el momento menos pensado desparecemos.

un saludo!

Noelplebeyo dijo...

Quizá alguna vez desapareció el pueblo y quedó sin cobertura ( es que los teléfonos ahora son móviles )...y las parejas siguieron besándose para no poder de hacerlo dejar jamás...

Más que un escondite, es un lugar para perderse...

Saludos

Klover dijo...

Tú siempre tan poético :) Me alegró leerte.

¿Qué es de tu vida?

Paula dijo...

Una nueva preciosa historia tendrá lugar, como la q has escrito.
un beso!

Esther dijo...

Qué chulo. Está chulísimo, narrado y de todo. Me encantó :)

Un nuevo día y todo a reiventarse otra vez... Siempre así. Quién sabe que nuevas aventuras nos esperarán entonces. Quizás nos envolvamos en las rutinas... pero, nunca se sabe si algo nuevo habrá. Por lo menos, las mañana nos deja esa pequeña intriga, ese pequeño ápice de emoción, cada vez que despertamos.

Saluditos.

ROSA G.C. dijo...

¡Qué bonito, Carlos! estoy ansiosa por leer el próximo...
Un Abrazo
Rosa.-

Daniela dijo...

Hola Carlos,

Me has impresionado con esta entrada. Al inicio me recordó al castillo de Kafka (por el telefono), luego se definió por si misma y se volvió fuerte, rápida y decidida. Me pareció genial.

¡Un saludo!

Eria.. dijo...

Sabes ponerle a todo un encanto especial...

cimujo dijo...

Con permiso de los demás cuentacuentos tu historia ha sido la que mas me ha gustado (sin desmerecer ninguna de las demás) Un saludo...

..y te sigo leyendo :-)

Iván dijo...

He vuelto! Qué bueno volver a leerte! Me encantó la llamada del viejo de la colina... y qué tono! qué cuidado, qué delicadeza! Esos dos novios ensimismados en lo suyo... wow, felicidades!

Iván dijo...

He vuelto! Qué bueno volver a leerte! Me encantó la llamada del viejo de la colina... y qué tono! qué cuidado, qué delicadeza! Esos dos novios ensimismados en lo suyo... wow, felicidades!

Dama Blanca dijo...

Me encaaaaaaaaaanta *O* me ha dado mucha ternura el comienzo del relato, cuando llama para saber si el pueblo sigue ahí... es adorable ^^ y también el párrafo de...

Una pareja termina el eterno pero siempre romántico protocolo y navegan por el deseo, donde el amor parece el puerto más cercano, el sonido de un beso.

Es amor <3
¡Besito!

Mary dijo...

Pues estoy segura de que esa nueva preciosa historia la contarás tú, no puede ser de otra forma...

un besito

*Sechat* dijo...

¡Me ha encantado! Creo que yo soy un poco como ese viejo que llama para cerciorarse de que todo está en su sitio. Bonito relato y bonitos isntantes capturados con tus palabra a través de cada uno de los personajes que estaban en ese bar. Un abrazo.

Virginia Vadillo dijo...

Suele pasar... a pesar de la niebla, todo sigue ahí :)
Bonito relato! :)

Reithor dijo...

Eres todo un artista envolviendo descripciones con un aura que... tiene duende.