30.8.09

Lauras

y van 41....y los hombres oscuros siguen....matando
y creo en el sistema
pero siguen....vivos....

20 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Hay que esperar que esa lacra termine y que la sociedad actúe...

saludos

OnDiNa dijo...

No hay solo que esperar...Hay que ACTUAR para conseguir que la sociedad AL COMPLETO condene y termine con esa lacra.
Y dicen que la sociedad occidental es más evolucionada, menos mal.
Un saludo Ninive.
Da gusto ver como utilizas tus entradas para concienciar de las buenas causas =)

Darthz dijo...

Supongo que a esto te referías con la noticia en mi blog...

Pues vaya, yo también te perdí el rastro, pero vaya, quedas agregado al reader y te sigo leyendo. ¿Cambiaste el diseño, o el título, del blog, no?

Otro abrazo para ti.

( =

Reithor dijo...

La prevención por parte del entorno es fundamental, que esto no es una sociedad medieval, aquí no se tiene derecho a disponer de la vida de las parejas. Y todos los que están cerca y lo toleran son cómplices.

carpediemdeando dijo...

Triste, demasiado triste, y sin embargo real, demasiado real...

Una pena que en pleno siglo XXI sigan ocurriendo estas cosas...

Acabo de reparar ahora en esta frase:

Primero es la mirada. Luego esa mirada ilumina un instante susceptible de ser narrado. Y de ahí se derivan las consecuencias y significados. (Raymond Carver)

Me encanta...

Un fuerte abrazo!

Susana dijo...

Lamentablemente, cosas así siguen ocurriendo a diario. Pero más lamentable es que cuando ocurre en la casa de al lado y tratas de ayudar, y llamas a la policía, te dan con la buRRocracia en las narices. Y luego hay quien sale por la tele diciendo: "parecía una persona tan normal, tan educada...."

Así poco se puede hacer por ayudar, ¿cierto?

Un abrazo.

Emma Grandes dijo...

Ay, Ninive, qué sentimiento de impotencia más bien descrito! Impotencia, puede, pero nunca resignación. Esperanza, puede, pero nunca rendición.
Un abrazo muy fuerte!

Munlight_Doll dijo...

Hay sobrepoblación en el planeta y está claro quién sobra.

Otro tema que me llama mucho la atención es que la prensa da mucha cibertura a los casos de niñas jóvenes y "monas" que desaparecen o que son asesinadas. Hay muchos más que no cumplen el estereotipo de Marta, Laura y otras más, pero que también tienen derecho a ser recordados.

Un beso,
Mun

Proyecto de Escritora dijo...

Has expresado a la perfección (imagen incluida) la impotencia que sentimos algunos (muchos, quiero pensar que la mayoría de personas), cuando escuchamos una nueva noticia de éstas. Es como el título de la novela: los hombres que no amaban a las mujeres. Está muy bien resumido, porque lo que lleva a algo así no es amor, es inhumano.
öjala que no haya más Lauras a las que llorar.
Un beso!!

Maat dijo...

Y tantas personas más que han sufrido el mismo destino sin que nosotros sepamos nada...

...aun así, no creo en la pena de muerte, Carlos, la sociedad tiene que ser la clave para cambiar el mundo...

Maat dijo...

Lo que sería fantástico es que esos tipos (y tipas, que haberlas las hay) que luego se intentan suicidar lo pongan en práctica antes de asesinar a la persona a la que, supuestamente, aman.

Besos

Proyecto de Escritora dijo...

ves? este es el tipo de entradas que hacen que tu blog merezca la pena seguir. Es otro pequeño empujón ;) aqui estamos todos para dártelo!

PD: Apúntate al concurso de blogs, que se acaban los días. Vale?

Besitos!!

Anya dijo...

da que pensar...

OnDiNa dijo...

No sé si habéis añadido a la última, de Orense...
Vergonzoso

Esther dijo...

Ya me enteré. Es horrible. A veces tengo la sensación que eso está de moda.

Ya vine por aquí y me estuve dando un paseo por ahí. A ver si poco a poco me pongo un poco al día.

Saluditos de nuevo :)

Esther dijo...

Y muchas gracias por tu compañía virtual. Siempre la agradezco mucho a todos :)

Más saluditos.

AdR dijo...

En pocas palabras lo dices todo, y llega a través de la pintura como si la sangre de las inocentes nos salpicara.

Abrazos, amigo.

Eria.. dijo...

Rabia.

synnove dijo...

Me parece horribe. Sí, deplorable.

*Sechat* dijo...

La mayoría permanecemos impasibles absortos en el pasotismo, porque no conocemos a nadie cercano o por comodidad. La sociedad tiene que tomar las riendas ya. Es una lacra que no acabará jamás, si los ciudadanos no denunciamos esas situaciones, nos sean o no ajenas las personas que las viven.