19.2.09

Curiosidad humana

Una botella de cristal oscuro me observa desde el suelo. No recuerdo como ha llegado hasta aquí, no recuerdo como he llegado yo.
Erguida, desafiante frente a mí, con su roído tapón.
Me pregunto ¿Qué ocultará en su interior?
Mientras intento abrirla, recuerdo aquellas historias de botellas con un mensaje dentro.
De repente, nada más quitarle el tapón, me aspiró bruscamente hacia su interior. A mi, a la acera, a la calle, al edificio, a la ciudad, a la noche, el planeta, hasta las estrellas fueron absorbidas!
Todo el universo estaba dentro de la botella.
Y entonces me pregunto de nuevo ¿Qué habrá fuera?

20 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Gran verdad está que ocultas...siempre miramos aquello que nos es ajeno, extraño...quizá nos olvidamos a veces que lo más curioso está en nosotros mismos.

Saludos

María José dijo...

Siempre queremos alcanzar aquello que no está a nuestro alcance, siempre queremos descubrir aquello que se nos oculta.... de eso se trata la vida, de ir de un lado a otro intentando encontrarnos a nosotros mismos a través de lo que nos rodea.

Sigamos investigando la vida

Io dijo...

Nunca dejarás de sorprenderme.

Es genial! y me ha sacado una sonrisa matinal amplia y descarada.

Curiosidad insaciable, que nos lleva a investigar aquello que no podemos ver, la deliciosa atracción por lo oculto, el enigma, el misterio...

Enhorabuena! Y gracias por esta sonrisa.

Mil besos!

Miriam dijo...

Siempre he querido encontrarme una botella con un mensaje dentro! Aunque ahora que lo dices... ya no sé si la abriría!

aiNOha dijo...

La curiosidad mató al gato querido amigo jejeje
Yo creo que me hubiera pasado lo mismo

un besito!!!

Proyecto de Escritora dijo...

Que chulo el microcuento, me ha encantado! será porque me siento también, identificada...
Este cuento me lleva seriamente a hablarte de otro asunto que se me ha ocurrido...

PD: si tienes curiosidad, ya sabes, destapa la botella...

Besosss!!

Eria.. dijo...

Hay que ver lo importante que son los nombres de las cosas. Si este post no le titulase "Curiosidad humana" podría hacer una lectura distinta en la que para una persona el alcohol se vuelve su mundo. Un título muy bien elegido Ninive, muy buen texto. Besitos varios.

Sureña dijo...

Siempre es así, los humanos somos complejos... o raros... o será que no nos conformamos con nada.

Yo prefiero no curiosear tanto :)

Besos del SurEste

Nébula dijo...

la curiosidad mató al gato jajajaja

.^

veinteañera dijo...

Desde dentro de la botella el cielo es de color verde -verde botella, nunca mejor dicho ^^-
Si miras al cielo se ve un enorme ojo que observa.
[...]Pronto alguien más caerá en el extraño mundo de la botella!

Genial Carlos

Un beso

Oski dijo...

Yo no sé cómo eres capaz de jugar con el día a día de esa forma tan brutal.

Has descrito la naturaleza humana de la eterna búsqueda de Ítaca, esa que condena a algunos y ensalza a la gloria a otros.

Con botellas y sin botellas, el whisky siempre se lo beben otros. Ley de vida.

Un abrazo

Camaleona dijo...

Y entonces ¿te convertiste en el genio de la botella? y si la froto y sales me concederás tres deseos.

AdR dijo...

Siempre tendemos a imaginar que todo lo que nos rodea es lo que existe...

¿Se comió el vacío de la botella al mundo? ¿O viceversa?

Me gusta tu forma de hacerme pensar, delirar e imaginar :)

Abrazos

Silvia dijo...

Fuera de la butella estarà todo aquello que cada uno imagina, siente con su alma y sus sueños. Todas las cosas màs bonitas de la vida

Un beso

Munlight_Doll dijo...

Este te lo he leído, ¿no?

Es de los que más me gustan ;)

Por cierto, pienso que deberías cambiar el color de la fuente. El azul marino con el negro de fondo, como que no.

Besitos,
Mun

Hedda dijo...

Siempre creemos que lo tenemos todo visto, sabido... todas las respuestas.
Hay que pararse y mirar. También escuchar.

Saludos,

Hedda

Mer dijo...

Otra vez me sorprenden si se puede aun mas tus historias.

Un abrazo.

Mer

Dara Scully dijo...

La realidad.



Un miau

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Por fin entré, el otro día no se que pasaba..me daba error. Me gusta esta curiosa entrada, a veces he pensado que eso podría ocurrir. Cuando hay algún objeto o agujero y metes la mano con cierta cautela ( al menos yo), por si acaso.
Un beso tardío del Aire

Σ=o) Pau dijo...

Voy a poner el dicho nuevamente con el riesgo a caer mortalmente herida :D la curiosidad mató a la gata porque si luego de ti viniera por la calle y la viera seguro que la abro y me absorve pero dentro o fuera de ella me pregunto si eras "tú quien miraba la botella o era ella mirando y esperándote a ti" o por algo en el arca de Noe iban de pares no? jejeje ;)

un beso ronroneado en mi abrazo^^