5.11.08



Me hallo en mitad de la noche frente a las puertas de mañana. Me dijeron que al otro lado se halla la realidad y a este los sueños. ¿O era al revés? Será mejor abrir

O no?

11 comentarios:

María José dijo...

Siempre hay que atravesar las puertas que nos encontremos en el camino, muchas veces nos arrepentiremos de haberlo hecho pero muchas otras creeremos que fue la mejor decisión tomada.
Sueño o realidad que lo que encuentres al otro lado sea lo que esperabas.

Dibújame una sonrisa... dijo...

Abre puertas y ventanas y que corra el aireeeeeeeee!!!
Aunque se suele decir aquello de "¿si puertas para qué abiertas y si abiertas para qué puertas?" asi que...a prescindir de ellas!
Besines!

synnove dijo...

A veces pienso que habría sido mejor seguir durmiendo, pero la realidad es lo que nos hace avanzar, sin ella, no podríamos soñar.

Atraviésala, porque al final del día, podrás volver al otro lado.

Un abrazo

Oski dijo...

Yo intentaría abrir la puerta, eso sí, con cuidado para evitar la posible deflagración espontánea de un corazón en llamas.

Un abrazo.

Sureña dijo...

¿Y por qué no unir realidad y sueños en el lado que más te guste?

Todo es posible...

Besicos

Eria.. dijo...

No me corresponde a mi tomar esas decisiones... lo hace el despertador.
Besitos varios.

Alicia. dijo...

¿Y si en vez de pasar tú al otro lado de la puerta, dejas que los sueños sean los que vengan a formar parte de tu realidad?

te agrego a mi lista de blogs ^^
un beso.

Nébula dijo...

las realidades siempre me persiguen de noche :/

Proyecto de Escritora dijo...

Lo mejor es tener la puerta abierta, así puedes ver la realidad o los sueños cuando quieras. Que tienes el día realista?, te metes dentro y sueñas un poco. Que estás soñador...pues que te quedas dentro soñando. Y la realidad, verla desde cerca, pero sin que te contamine demasiado.

PD: Para variar, y no es que sea de mi agrado, te voy a hacer una crítica constructiva: los textos de tu blog se leen un poco mal, porque las palabras azul oscuro no hacen demasiado contraste con el fondo negro, y el tamaño también lo dificulta un poco...

Y dicho esto, que solo es para facilitar la lectura a quienes te leemos, que supogno que no soy la única a la que le pasa, te diré que todo lo demás me encanta.

Un beso!

Esther dijo...

Lo mejor es abrir la puerta y no dejar que se cierre del todo, dejarla entreabierta para que así podamos huir con mayor facilidad siempre que quedamos de un mundo u otro. Soñar dormido o despierto o acudir al abrazo de la realidad. Todo es indispensable: los sueños, la realidad. Mejor tenerlos cerquita, a mano, uno nunca sabe cuándo necesitará de una parte u otra.

Saluditos.

Esther dijo...

Perdón, quise decir, en la 4º línea de mi comentario anterior, empezando desde el principio "siempre que queramos"

Saluditos.