25.11.08

Día contra la violencia de género

Ojalá se pudran todos los maltratadores en el infierno, aunque suelen fallar casi siempre al suicidarse.
Nogala

Desde lo más profundo del infierno, surgió una llamarada de amor que acabó con su vida.

Su vida, que ironía decir su vida cuando nunca fue suya.

Eres mía! Fueron las últimas palabras que escuchó antes de desplomarse sobre el suelo...

Las teclas dejaron de sonar y ella decidió hacer un alto en la novela. Había llegado a un punto muerto de la narración y no convenía obcecarse en ello. Buscaba reflejar el instante de la muerte, realzar ante el lector a la víctima y al verdugo. De nada serviría lo escrito anteriormente si no conseguía trasmitir la verdadera razón que le impulsó a escribir esa novela.Se sirvió un café y salió al pasillo que daba al patio interior.
Frente a ella, la escalera estaba sembrada de ropa sucia y platos de comida a medio consumir. Al otro lado el pasillo estaba ocupado por neumáticos de bicicletas desinflados, una silla plegable de lona y una escoba de tallo roto. Una escena de persecución rugía d a todo volumen desde una televisión, mientras dos vecinos se estaban gritando mutuamente.
Se juramentó para salir de aquel mundo, y no solo eso, sino luchar para conseguir su erradicación.
Su madre fue la única persona que le hizo creer que podía hacerlo, aquella máquina de escribir que le regaló por su cumpleaños era lo mas lindo que nadie haría jamás por ella. Y pensaba no dejar en vano aquel sacrificio que le costó la vida.
Y cuando apurando el café se giró para entrar de nuevo en casa le vio entrar en el corralón.
Allí estaba, con su rolex y su anillo de sello, sus jodidas botas de piel y la cadena de oro visible debajo de su camiseta inmaculadamente planchada por alguna amante porque él no había planchado en su vida, sus gafas oakley y un cuerpo que delataba el tiempo libre que poseía para esculpirlo. El puñetero abogado, consiguió hacer creer al juez que mi madre resbaló por las escaleras, pero yo sabía muy bien que fue él. Pensaba, casi murmuraba con los ojos humedeciendose mientras le veía subir la escalera.
.- Hola mi pequeña
.- No te acerques a mi cabronazo
.- Esa no es forma de hablar a tu padre, no te alegras de verme ?
.- No puedes acercarte a menos de 500 metros largate!! o llamo a la policía!
.- Vamos pequeña, ha quedado probado que fue un accidente, quise ayud...
.- La mataste tú hijo de puta! - le interrumpió ella bruscamente - No manches su nombre en tu boca. Pensabas que no sabía que le robabas su paga ? Ella no limpiaba escaleras para costear tu borrachera sino para pagarme los estudios, mi futuro!
La mano y el aliento a alcohol volaron con ira hacia ella justo cuando unos de los vecinos que competían a gritos con la televisión abrió con fuerza la puerta, cuya apertura era hacia el exterior, golpeando en ese instante al agresor, el cual perdió el equilibrio y cayó por la barandilla al vació.
Una alfombra roja comenzó a deslizarse bajo la podredumbre.
Impertérrita ella, conteniendo un gesto de satisfacción entró en casa no sin antes decirle al aún boquiabierto vecino
.- Tranquilo, conozco a buen abogado.
Una vez en casa corrió a la maquina de escribir. Arrancando la hoja que había en ella y colocando una nueva se dispuso a terminar su novela. Ahora tenía un final.

19 comentarios:

Queralt. dijo...

Ojalá sepamos cambiar la realidad que hoy tenemos para nuestra vergüenza... ojalá no haya ni una sóla víctima más a manos de sus maltratadores.
Ojalá la sensibilidad nos ayude a ser más conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor y consigamos cambiar el silencio y el miedo, por la justicia y la razón.

Queralt.

María José dijo...

Ojalá los maltratadores desaparezcan en las brumas de la noche.
Ojalá todas esas víctimas puedan salir a la calle sin tener que mirar a ambos lados.
Ojalá empecemos a comportarnos como seres humanos y no sigamos siendo los animales que demostramos ser.

María José.

Noelplebeyo dijo...

Esperemos que lo que hoy es un día contra...se coviertan todos los días a favor de las mujeres maltratadas. Aislemos a los maltratadores

Dibújame una sonrisa... dijo...

Ojalá..ojalá..ojalá..
Si no tuviese que existir un día así...si no tuviese que existir el miedo a amar...
Besines!

Eria.. dijo...

Todos somos vivtimas en potencia.
Besitos varios.

Nymphaea dijo...

Estremecedor relato, Ninivi...
Mi madre es profesora en un barrio marginal de mi ciudad y ha visto esta realidad muy de cerca.
Realmente, las que vivan con ello debe ser muy duro, y casi imposible volver a confiar en alguien después que la persona con quien compartías tu vida te defraude de ese modo, esa sensación tiene que causar mucho más miedo y dolor que cualquier golpe.
Es algo que debemos, tenemos que erradicar de raíz.
Un beso, y gracias por hacernos recapacitar a todos sobre esto en un día como hoy.

Sureña dijo...

Ayer mismo me puse a pensar en la primera frase qué dices... por qué tienen tanta suerte esos cabrones?

Qué bien que siempre dediques un rinconcito de tu tiempo a estas causas tan importantes...hoy hablaba en la radio el Juez Emilio Calatayud y decía que en más de una ocasión había tenido que poner sentencias de alejamiento a parejillas de 14 o 15 años... algo grave está pasando...

Un besazo

Nébula dijo...

:/

*Sechat* dijo...

Me ha gustado tu historia por lo que tiene de denuncia, pero por supuesto el tema es espeluznante. Me parece un relato muy acorde a la fecha y un bonito toque a la conciencia de cada uno. Sería estupendo que se eliminara de la faz de la Tierra esa lacra.

P.D.: Yo tengo desde hace meses una historia que parte de esta frase, con suerte cuando sea vieja seré capaz de terminarla.

Noemí-San dijo...

Estoy contigo...intolerancia cero contra cualquier maltratador.

Io dijo...

Ojalá muchos vecinos abran las puertas a destiempo.

Ojalá caigan todos por el hueco de la escalera.

Y ojalá lo hagan antes de poner las manos sobre sus víctimas.

Ojalá esta onomástica pierda algún día su razón de ser.

Enhorabuena por la entrada. Fantástica!

Un abrazo.

Oski dijo...

Y la inspiración vuelve contigo una vez más. Impresionado me dejas amigo mío.

En este día tan importante este pequeño homenaje te honra. Porque el que maltrata no es un hombre sino un cabrón y los cabrones se deberían caer todos por las escaleras, eso sí, que parezca un accidente.

Un abrazo.

ÓNIX dijo...

No debemos esperar a que lo hagan una y otra vez. NI siquiera merecen una segunda oportunidad, porque una vez que le perdonamos el primer golpe, el primer grito, el primer maltrato, perdemos nuestro derecho y no dejaran de asecharnos. Es preciso que desde el primer instante que detectemos violencia, que nos sintamos en amenaza, actuemos. Estos maltratos deben ser denunciados. Ya está bueno de maltratos. NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO...!!!

MARIO ALONSO dijo...

Se ha dicho tanto ya, que no encuentro más palabras o argumentos. Sencillamente... tolerancia cero.

Proyecto de Escritora dijo...

Leyendo cosas como ésta y viendo como te implicas en este tipo de problemas sociales, quedan claro tus ideales como persona. Siéntete orgulloso de ser como eres.

Un beso grande!

ANDREA dijo...

TELEFONOS DE AYUDA
016 TLF DE AYUDA A LA MUJER
112 TLF DE EMERGENCIA
091 TLF POLICIA NACIONAL
062 TLF GUARDIA CIVIL
TODOS ELLOS TE AYUDAN NUNCA UNA MUJER ESTARA SOLA.

TOLERANCIA CERO.

PARA QUE NUNCA MAS UNA MUJER SEA MALTRATADA

Un Saulo y hasta la próxima

Camaleona dijo...

Ojalá nunca vuelva a ocurrir, y si ocurre, que nunca deje de encogerse nuestro corazón por cada una de esas mujeres...

Nébula dijo...

http://susurroypienso.blogspot.com/2008/11/miau.html

lalalalalala .^

Alicia. dijo...

Un texto que refleja a la perfección nuestra realidad. ¿Qué hay que hacer para erradicar una de las principales causas de muertes en mujeres? ¿Y por qué los maltratadores no se dan cuenta de lo que están haciendo hasta que LO HACEN? Ojalá algún día esa clase de personas desaparezcan.

besos!

PD: No niegues que escribes unos relatos impresionantes XD