20.4.08

La última vez que se vieron eran todavía adolescentes. Se nota el paso del tiempo en ambos. Cuando el guardia se lo entregó pensó que se había equivocado de libro, pero lo reconoció en cuanto lo tuvo entre sus manos.
.- ¿Esa es tu última voluntad? – Le dijo - ¿Leer un libro?
.- No es un libro cualquiera, es mágico – Respondió el reo, sin creerse mucho lo que estaba diciendo.
.- Sí, bueno. No creo que te de tiempo a leerlo – Entonaba entre risas el guardia mientras se retiraba por el pasillo -
Al alba vendremos por ti, al patíbulo le gusta desayunar temprano.
Aquellas palabras penetraron en él como dagas impregnadas de muerte. La sensación de que aquella sería su última noche le invadió por momentos permaneciendo inmóvil frente a los barrotes, sintiendo como la vida se marchaba a través de ellos abandonándole.
Entonces reparó en el libro que sostenía y un rayo de esperanza le hizo reaccionar. Dirigiéndose hacia un rincón de la celda, se dispuso a leerlo.
El cuento, se llamaba. Fue lo único que conservaba de su abuelo. Recordó como cada noche de luna llena le contaba que los cuentos cobraban vida.
.- El viejo contrabandista – Murmuró – Menuda herencia me dejaste.
Pero esta noche era noche de plenilunio, y sobre todo su última noche con vida. Abrió el libro y empezó a leer.
En noche de luna llena, has venido a mi encuentro, en la peor de tus pesadillas, cuando ruge el mar y truenan los infiernos, se abre, a la velocidad del viento, la puerta de tu sueño.

Al alba, cuando abrieron la puerta hallaron la celda vacía.//



Lo que acabas de leer puede ser o no ser mágico, más no aseguro que no podais desaparecer tras leerlo. ;)


Más y mejores relatos en Cuentacuentos

21 comentarios:

______________ dijo...

Me has dejado boquiabierto y bastante descolocado (creo que no desaparecido por suerte) Muy tétrica la ambientación de preso, se me ha hecho axfixiante.


Un abrazo,

Pedro.

Pd: Ya sé me prodigo poco y casi no vengo, en fin diremos que es el tiempo ;)

Xana dijo...

Ssssh!! sigo en el trabajo (fisicamente) pero en realidad no estoy aquí...pero no se lo digas a nadie! :-)

Feliz semana!

Besines!

Tormenta dijo...

:O
mágico, por supuestisimo, muy bien escrito y sobre todo bastante espectacular x)
y es que soy una privilegiada, porque anoche pude disfrutar escuchando el relato en directo, en medio de una tormenta... y justo en ese momento en el que el reo pronunciaba el antiguo conjuro ¡¡se apagaron las luces!!
jajajaja. de nuevo convocando puertas interdimensionales ¿eh? lo tuyo empieza a ser peligroso... alguna noche de estas me das un susto peque!
un millón de besos, bueno, mejor un millón y medio

Sureña dijo...

Cuánta magia! me quedado de piedra... me ha encantado!

Esa frase..."no creo que te dé tiempo a leerlo"... me ha calado.

Besicos

Aire dijo...

sabes, igual no me importaba tanto desaparecer, igual aparecería en un lugar de cuento, donde no exista el tiempo ni el espacio, donde nuestro deseo sea el único que marquen nuestros pasos. Habré desaparecido y no me he dado cuenta? Precioso tu cuento, mágico como todo lo que escribes...

Un beso grande

Noemí-San dijo...

Carlos, me has recordado a cuando yo era cuentacuentos y escribí algo sobre un libro también y creo que en la época que se acercaba Sant Jordi...ays!
Todos los libros son mágicos, te dejan con el sabor de la duda cuando los dejas para volver a continuar, con la intriga de empezarlos, y con el encanto/decepción de haberlos acabado...por supuesto tu relato desprendía magia de principio a fin: brillante!!!

Klover dijo...

Quiero desaparecer de la uni!!! y tu relato no funciona!!!

Típicamente ninivesco, lo cual es bueno ;)

Patíbulo es un nombre de persona aparte de uno de lugar? (tengo la duda, a lo mejor soy una inculta jajajaja)

y aunque no tenga mucho que ver con el relato...no pones en práctica tu propio consejo de poner puntos negros para construir párrafos, niño

Buena semana

Indi dijo...

Que bonito. Que bueno el texto del libro. Ha quedado muy, bien. Tu...tu...tu...tu eres buuueeenooooo (con voz de RdNiro)

Ah, no sabes lo que me alegro de que esos aires venidos del infierno telefonico te esten empujando hacia los folios y te hagan perder el miedo.
Estoy muy orgullosa de ti, que lo sepas ;)

Y lo que queda. emoción ¡¡¡¡

El guardián dijo...

Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhh!!! Me encanta, pero qué moñas me has puesto. Esa última frase es una pasada :O

Eres un crack! Por cierto, te recomiendo un libro que se llama El mar invisible, sobre los presos ajusticiados (menuda ironía de palabra) durante el franquismo con garrote vil.

Un abrazo!! (tiene tragedia y esperanza) :*)

Tauri dijo...

Cuentacuentos, siempre mágicos :) cuantos recuerdos leer estas historias. Que bien escribes siempre. Besos

Josu Ansoleaga dijo...

esta bien que siempre quede una puerta abierta a la esperanza en una celda así, que solo conduce a un camino: la muerte por la mano de otros;

sin entrar a lo que hizo el reo, si es que hizo algo,... ya que tus iguales te juzgen desde arriba y te arrebaten la vida....; pero no personas individuales, sino sistemas abstractos, burocracia de la muerte, papeleo de sentencias y la creencia de que la ultima constitucion siempre es la mejor, la mas perfecta, la que uno no puede saltarse pues ya no hay nada que mejorar; la Ley es Buena, y si los reos mueren es porque son Malos, y no merecen la Vida, y no hay más

estupendo relato que, en mi interpretaciones, me he llevado un poko a mi terreno....ese cuento bien podria haber resultado una absolución a última hora, o una fuga excavando un agujero...para que no solo nos quede la magia para combatir la realidad, sino para que quede un margen tambien de realidad qe permita desenvolvernos con los pies en la tierra, y que esta pueda volar sabiendose en un mundo no tan cruel, no tan crudo.


me encantan lso relatos que me hacen reflexionar,sobre todo si estan bien llevados y escritos.
sigue asi y hasta la proxima Carlos
(o Ninive!)

ciaos

JuAntonio dijo...

Una historia que me ha recordado al mayor de los magos escapistas. H. Houdini. Cabe darle un sentido menos mágico a la historia. A todos nos gusta ya sabiendo que hubo algo mágico que preferimos no saber. Pero quiero llegar más allá. Puede que el libro guardara algún secreto de magia (un truco) que sólo lo más listos sabrían hacer. El viejo contrabandista y el joven reo. Más listos que los ingenuos guardias.

Estaba pendiente por mi parte el gran aplauso a Carlos. Es bien sabido por todos (yo soy nuevo aún) la calidad de sus escritos.
A mí me parecen especialmente geniales. Breves y llenos misterio. Perfectamente narrados, con un díálogo justo y unas pinceladas que hacen del final un cuadro listo para enmarcar.

¿y si no hubiera habido luna llena? H.Houdini igualmente se hubiera escapado de aquella celda.

Un saludo killo ; )

Anna dijo...

Qué chulo!!!!! Precioso relato...

¿Sabes qué? Me encantaría encontrar a "alguien" que supiese contar cuentos...

Larisavel dijo...

Jo, pero no me digas que voy a desaparecer!

Mágico, y encima ahroa que me acabo de enterar del reto del cuentacuentos por el día del libro, veo que a ti te viene que ni pintado, jejeje.

Muchos besos

veinteañera dijo...

Seguro que era mágico.
Hay libros y palabras que te atrapan, mírate sino que de vez en cuendo nos atrapas entre tus lineas y aunque sea por unos breves instantes nos evadimos de la realidad.
No es igual que desaparecer pero es un efecto mágico igualmente.

Besos Carlos^^

Galamina dijo...

Estaría por ver adónde fue a parar. ¿Fuera de la carcel? ¿A un lugar descrito en el libro? ¿Al propio interior del libro?

Que todas estas incognitas se me planteen es lo mágico de tu relato.

¿No crees?

Darthz dijo...

Oye, obviando el tiempo presente ese del primer párrafo que me descolocó y sacó de la acción: "Se nota el paso del tiempo en ambos", he de decir que me ha maravillado. Con ese final terrorífico y maravilloso, aunque algo previsible... pero eso no le resta maravilla. Es genial. Un buen microcuento maravilloso y fantástico.

Sara dijo...

Genial Carlos,
Tu imaginación a la hora de escribir relatos es algo que siempre he admirado (y lo sabes)
Pero si encimas lo mezclas con la magia y los libros no me queda otra que quitarme el sombrero
Un beso muy grande

Paula dijo...

Siempre queda una puerta abierta a la esperanza. Me ha gustado mucho como, a pesar de no tener fe al principio, le sirve de salvacion.

"se abre, a la velocidad del viento, la puerta de tu sueño" Me quedo con esa frase. Me ha encantado.

Besos!

Munlight_Doll dijo...

Te has superado, Carlitos. En pocas líneas has creado un cuento mágico y, al menos a mí, me has hecho desaparecer de mis quehaceres, al menos temporalmente. Ésa es una de las funciones de la literatura. No dejes de llenar las palabras de magia, sin abandonar tu sencillez. Lo único que has de mejorar es la ortografía y la puntuación ;)
Besitos,
Mun

puck dijo...

Vaya, menudo final. No me quiero ni imaginar si sucediera de verdad. Sé de alguien que solo con pasar la noche en un calabozo no puede hablar de ello sin llorar.
Besos.